ESTADOS UNIDOS. Nuevas reformas migratorias

El presidente Donald Trump presentó hoy en la Casa Blanca un plan de reformas migratorias con el objetivo de unificar a los republicanos del Congreso sobre el tema, el cual incluye asegurar la frontera y establecer un nuevo sistema de inmigración legal.

 

“Nuestro plan transformará el sistema estadounidense de inmigración en motivo de orgullo para la nación y será admirado por el mundo entero”, dijo el mandatario desde la Casa Blanca al presentar su plan migratorio, que privilegia a los trabajadores calificados.

 

“Estamos aquí en este hermoso día de primavera en Rose Garden para revelar nuestro plan para crear un sistema de inmigración justo, moderno y legal para Estados Unidos”, continuó Trump.

 

Su plan busca poner fin a las diferencias entre los republicanos del Congreso sobre el tema, luego de meses de discusiones entre el asesor principal Jared Kushner y docenas de grupos conservadores.

 

“Ya es hora”, indicó Trump. “Nuestra propuesta empieza con un paquete de seguridad fronteriza súper seguro, el mejor que ha sido propuesto por ningún país y eso es muy importante”.

 

“Este plan no ha sido desarrollado por políticos, lo siento mucho por los políticos”, continuó.

 

El plan del republicano incluye dos objetivos: asegurar la frontera y establecer un nuevo sistema de inmigración legal.

 

“Primero, detiene la inmigración ilegal y protege completamente la frontera. Segundo, establece un nuevo sistema de inmigración legal que protege los salarios estadounidenses, promueve los valores estadounidenses y atrae a los mejores y más brillantes de todo el mundo”, dijo.

 

“La propuesta comienza con el paquete de seguridad fronteriza más completo y efectivo que haya reunido nuestro país o cualquier otro país”, aseveró. El magnate definió el proyecto de “sentido común, que ayudará a los ciudadanos y también a los inmigrantes que quieran lograr el sueño americano”.

 

El plan prevé además “aumentar la proporción de inmigrantes altamente calificados del 12% al 57%”. “Esto nos hará más competitivos”, explicó, y reiteró que el sistema debe priorizar “mérito y habilidades”.

 

“Los inmigrantes deberán aprender el inglés y pasar una prueba de educación cívica antes de obtener la aprobación”, explicó el magnate.

 

El nuevo plan también pretende acelerar el proceso de examen de solicitudes de asilo. Para el presidente los migrantes “están abusando del sistema de asilo con demandas inútiles”.

 

“Los solicitantes de asilo legítimos reemplazarán a aquellos con demandas infundadas”, agregó.