Salud Mujer

Hablamos con la Dra. Miryan Fernández Bedoya, reconocida profesional, especialista en mastología (estudio de las glándulas mamarias) quien nos ilustró acerca de las afecciones que pueden surgir y ser padecidas por las mujeres.

¿A qué edad una mujer debe comenzar a hacerse los controles mamarios?

Los controles con imágenes deberían comenzar a partir de los 35 años, pero los controles habituales a partir de los 18/20 años ya le enseñamos a las nenas a partir de que empiecen a menstruar, empiecen a conocerse las mamas, que empiecen a prestar atención, si crecen parejas, si crecen los pezones iguales, si las areolas están iguales, porque hay un montón de alteraciones genéticas que también pueden aparecer en el desarrollo. Después que se aprendan a tocar, que cuando se bañan se toquen, si ven algo raro, también le enseñamos a palpar. A partir de los 18/20 años lo hacen en forma rutinaria, una vez al mes. A partir de los 35 una mamografía, a partir de los 40 una mamografía por año.

¿Cuáles son las enfermedades que pueden llegar a aparecer? ¿Cuáles son las más frecuentes?

Lo más frecuente en el consultorio es el dolor mamario, de todos los días. Y el dolor mamario si bien es una alerta,  porque es molesto y consultan por eso, el 99%  de los casos es benigno y no tiene ningún tipo de “importancia”. Es importante en la mujer, porque duele, pero por suerte no me trae aparejado ningún tema de salud. Es el quiste de mama que aparece y desaparece, no tiene relación con el cáncer de mama, duele antes de menstruar y en el período de ovulación y después pasa con un analgésico. El cáncer de mama no duele, el cáncer de mama duele cuando tomó la piel y ya es tarde. Al principio el cáncer de mama no duele. Pero siempre es importante consultar, o si ven que sale algún liquido del pezón, si sale leche, es muy habitual que salga leche, sobretodo en estos tiempos  que vivimos todos muy alterados y aumenta con el estrés una hormona que se llama la prolactina, sale derrame o liquido por el pezón. En la mujer fumadora también sale el derrame de leche, si uno estimula el pezón sale líquido, ahora si  hay que estar atentos si sale sangre por ejemplo-

Claro hay que estar atento al cuerpo y consultar el médico siempre. ¿En tus pacientes en Formosa, cuáles han sido las enfermedades más habituales? Y ¿hay alguna que se sale del manual?

Lo más habitual siempre es el dolor mamario, la famosa displasia mamaria, que la mujer viene al consultorio diciendo “yo tengo displasia mamaria” y en realidad tenemos todas “displasia mamaria” y están con la mochila como que yo soy particular y estoy enferma porque tengo la displasia mamaria. Y en realidad uno le explica que la displasia mamaria no es “el bicho raro de la canasta”, en realidad el hecho de ser mujer hace que tengamos displasia mamaria y eso se resuelve con analgésicos y nada más. Ahora, también consultan mucho las mujeres jóvenes por los nódulos que son muy frecuentes, son benignos y que hay que controlar que no aumenten de tamaño nada más, que se llaman fibrodenomas y en muy bajo porcentaje podría estar asociado a un cáncer de mama, yo vi solamente dos casos, son muy bajos los porcentajes. Pero justamente la alerta es si cambian de tamaño, cambian de forma ahí se opera, la única solución es quirúrgica no hay tratamiento vía oral para los nódulos de mama.

 

¿Cuáles son los factores de riesgo o los factores que influyen para que se den estas enfermedades?

El solo hecho de ser mujer, de tener ovarios, de menstruar, de estar en edad reproductiva. Por el hecho de ser mujer, ya te aumento el riesgo.

¿Hay una parte genética también, que influye?

Hay cosas en las que podemos hacer algo y hay cosas que no podemos hacer algo. En las cosas modificables o que podemos hacer algo es tener una vida sana, no fumar, no tomar alcohol, practicar deporte, comer sano, implica no comer grasas saturadas, tratar de volcar más a todo lo que es frutas, verduras, no tanto alimentos procesados, eso es lo que se puede modificar. Y lo que no se puede modificar es todo lo genético, que nos viene ya transportando en el gen, pero no quiere decir que porque tengamos un gen alterado si o si vamos a tener la enfermedad, si no que a lo mejor tenemos mayor predisposición a determinadas cosas, entonces eso implica que tenemos que hacer controles más seguidos.

¿Cómo se llega a un diagnóstico? ¿Cuáles son los síntomas?

Generalmente consultan porque se tocan un bulto en la mama y ahí comienza el peregrinar. Nosotros apuntamos a que consulten para el control de rutina, entonces vamos a detectar el cáncer cuando todavía no hay ningún signo, ningún síntoma y tiene un alto porcentaje de curación. Lo que tratamos de hacer es eso, pero –lamentablemente- la mayoría de las veces se consulta cuando se tocan un bulto en la mama, que te dicen yo me lo toco pero no me duele y si, el cáncer no duele. Duele cuando está tomando piel o está tomando un musculo o está tomando algún órgano vecino que tiene mayor inervación, o por ahí justo tiene derrame sanguíneo lento por el pezón y entonces consultan por eso, van más rápido porque ven sangre y se asustan y consultan rápido. Lo que intentamos es que se hagan el control de rutina para que podamos detectar a tiempo y para que cada vez haya menos gente haciendo quimioterapia, menos gente haciendo radioterapia y curemos a todas las pacientes.

Bueno Miriam, la última pregunta para cerrar esta entrevista, “prevenir antes que curar”, ¿Cómo prevenimos?

En realidad no hay “prevención” para el cáncer de mama, es lamentable, pero no hay nada que podamos hacer, no podemos decir “vamos a hacer esto para evitar que aparezca”. Lo que apuntamos es a la detección precoz, porque si detectamos a tiempo, el paciente se cura. El o la paciente se cura. Entonces, nosotros tratamos de hacer mucho hincapié en informar mucho a los pacientes, a todos en general, es que consulten, por más pavada que te parezca, consulte a donde sea, en la sala, en el médico de cabecera, el clínico, donde sea. Porque el profesional por más que no sea especialista de mama, el que sea va a ver y va derivar. Vaya a donde sea, consulte que el médico que vea le va a saber pedir los estudios correspondientes o por lo menos lo va saber derivar, pero lo importante es llegar a tiempo, llegar lo antes posible.

Bueno muchísimas gracias de nuevo por tu tiempo y por tu claridad en las palabras en esta profesión que ejerces con semejante autoridad. Muchísimas  gracias.