ORGULLO FORMOSEÑO. “El esfuerzo es lo que nos llevará a grandes lugares”,dijo el doctor Cristóbal Aguzín

El nombre de Alejandro Nicolás Aguzin desde hace días aparece en todos los medios argentinos y en los internacionales que se dedican al periodismo de economía. Es hijo del conocido médico oftalmólogo formoseño, Cristobal Aguzín quien en contacto con la AM990 habló al respecto.

Aguzín dijo “estamos gratamente sorprendidos por este nombramiento, no es fácil que por primera vez que nombren en esta prestigiosa bolsa que es segunda o tercera del mundo y que no lo hagan a un chino, sino que, a un formoseño, es un honor para nosotros”.
“Esto venía siendo hablado desde hace unos meses, pero ahora se concretó. Están todos conmocionados todos los que lo conocen”, añadió.
“Mi hijo comenzó su jardín de infantes en el Jardín “El Principito”, después fue dos años al colegio Don Bosco y después por cercanía con la Escuela Nº2 Sarmiento, ingresó allí. En una charla con unos colegas, salió el tema de la educación de mis hijos, él estaba en 3º grado solamente y yo les decía que quería enviarlos a un colegio inglés, uno de mis amigos me dice yo fui al Colegio San Jorge de Buenos Aires, me pareció buena la idea y al mes siguiente fui a verlo, me gustó todo”, explicó.
Asimismo, continuó “el director de la institución me aconsejó que lo enviara desde el primario a estudiar allí y fue allí. Este es un colegio internado”.
“Nosotros nos veíamos en las vacaciones de julio y las de verano, mi señora iba a visitarlo casi todo el año, yo me quedaba trabajando y con bastante sacrificio mis 4 hijos fueron a ese colegio después. Allí finalizó el 5º año, siempre me decía que iba a ser oculista como yo y un día me cuenta que fue a averiguar la Universidad El Salvador y me dijo que le llevaría como 10 años para recibirse de oculista, él me pidió que lo ayude un poco porque tengo unos amigos que se van a Estados Unidos porque quiero hacer economía y finanzas, allí comenzó su carrera. Fue aceptado en la Universidad Estatal de Morgan y en 4 años se recibió en el mes de julio y para agosto ya tenía trabajo en Buenos Aires”, indicó.
“Fue un sacrificio enorme, económico y emocional. Tenes que desprenderte de un hijo así. Los jóvenes de hoy deben entender que no por ser formoseño uno no va a tener acceso a nada, uno puede llegar a cualquier lugar para sobresalir”, se explayó.
“Hay que educar a sus hijos lo máximo que puedan porque el esfuerzo está en el estudio y sacrificio, este es un mundo globalizado. Tengo una hija que estudió en Harvard, ahora vive en Estados Unidos, tiene empresas y está muy bien. Ella una vez le solicitó un certificado al Colegio para presentarlo en Harvard y la relacionaron Formosa-Harvard y la verdad es que salió todo bien. El esfuerzo es lo que siempre nos va a llevar adonde queramos estar”, cerró.