ESPAÑA. Piden asilo para 31 menores migrantes

El buque de la ONG española Open Arms, que con 151 migrantes a bordo en el mar Mediterráneo demanda desembarcar en un puerto seguro, pidió hoy a la embajada española en Malta asilo para 31 menores.

 

El capitán del buque, Marc Reig, solicitó a la embajada que tramite el procedimiento de asilo de manera urgente “dada la situación de incertidumbre en la que se encuentra el buque Open Arms, que permanece “sine die” en aguas internacionales”, informó al prensa española.

 

Los 31 menores rescatados en el mar “cumplen las condiciones para ser reconocidos como refugiados”, añadió. El barco se encuentra a 29 millas de la isla italiana de Lampedusa desde el 1ro de agosto, cuando rescató a 55 inmigrantes, tras lo que socorrió a otros 69 un día después, y el pasado sábado salvó las vidas de otras 39 personas. Todas ellas provienen de las costas de Libia.

 

El buque lleva pidiendo sin éxito este último tiempo desembarcar en un puerto seguro tras la negativa de Italia y Malta, que cerraron sus puertos a los inmigrantes.

 

Si bien Italia y Malta son los países europeos más cercanos al buque, ambos se negaron a recibir a los rescatados más allá de la evacuación médica de dos mujeres embarazadas y un hombre con síntomas de tuberculosis, además de dos mujeres enfermas junto a sus familiares.

 

España considera que Italia, el puerto más cercano, debería dejar desembarcar al Open Arms, y el gobierno italiano responde que es de una ONG española.

 

La solución para el Open Arms no parece a la vuelta de la esquina, pero algo empieza a moverse en Bruselas. El Ejecutivo comunitario insistió en que mientras no haya petición de coordinación formal por parte de un Estado, no está entre sus competencias hacerse cargo de la mediación para desembarcarlos. Sin embargo, la Comisión Europea se ha contactado con varios países para desencallar el asunto, aunque aclara que debe ser un Estado miembro el que pida desbloquear la situación.

 

El fundador de la ONG, Oscar Camps, acusó al gobierno de Pedro Sánchez de “ponerse de perfil” al no haber pedido la intervención de la Unión Europea (UE).

 

Reprochó además a Madrid que se “olvide” que el buque tiene bandera española y es de una ONG también española: “Deberían protegernos, igual que hacen con Salvamento Marítimo, ante esta situación de indefensión en la que nos amenazan con multas y sanciones”.

 

Desde el gobierno español la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, respondió que la inmigración “es un problema de todos”, por lo que “desde un país no se puede acometer en solitario”.