“Zombies de cuarentena” | Silvina Escudero: “Estuve diez días sin poder dormir, a veces solo dos horas”

Durante la cuarentena la bailarina sufrió insomnio por primera vez en su vida y le contó a TN Show cómo logró recuperar el sueño. “Fue impresionante, en las redes estaba plagado de personas que me decían que también les pasaba”.

La cuarentena no influyó de la misma manera en todas las personas. El hecho de estar “encerrados” en casa sin tener el contacto habitual con el exterior y con el entorno, afectó no solo las rutinas, los estados de ánimo y hasta la economía sino que, en muchos casos, eso se trasladó a la hora del descanso y se transformó en insomnio. En el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), donde el aislamiento obligatorio es aún más estricto, y ya superó los 130 días, las farmacias porteñas duplicaron la venta de melatonina, un medicamento de venta libre que ayuda a conciliar el sueño, como lo revela este informe de TN.com.ar.

Una famosa que pasó por eso fue Silvina Escudero. La bailarina le contó a TN Show cómo fue pasar varios días sin dormir bien.

“Por lo general no sufro insomnio, pero estuve 10 días sin poder dormir porque básicamente cambió nuestra vida radicalmente con la pandemia de coronavirus. Yo era una persona que tenía cinco trabajos a la vez y cuando empezó esto me quedé sin trabajo y empezó a perturbarme y no podía dormir, había días que solo podía por dos horas”, relató Escudero.

Como era algo que experimentaba por primera vez, decidió compartirlo con sus casi 900 mil seguidores en Twitter y de inmediato recibió muchas respuestas de usuarios que le daban consejos para combatirlo y también le contaban sus experiencias ante la dificultad para lograr conciliar el sueño.

“Lo conté en redes y fue impresionante, estaba plagado de personas que me decían que también les pasaba, que no podían dormir y me daban diferentes soluciones. Yo no tomé ninguna pastilla sino valeriana dos días seguidos y por suerte ya se me pasó. De hecho pude volver a dormir ocho horas” explicó Silvina, que además hizo hincapié en que la falta de descanso le provocaba mucho dolor de cabeza.

Por la cuarentena, y como le ocurrió a miles de comerciantes, además debió cerrar el estudio de danzas que tenía junto con su hermana Vanina, y por eso para ella el insomnio tuvo que ver con esa preocupación, pero también reconoce que fue una sumatoria de cosas.

“Se lo atribuyo a todo, al no estar trabajando, no poder ver a mi familia desde hace cuatro meses. Es todo lo que nos pasa en la vida, son las costumbres y ahora tengo que reacostumbrarme”, explicó.

Mientras espera que comience la ‘nueva normalidad’ post pandemia y cumple el aislamiento, la bailarina se mantiene activa en redes sociales donde cuenta su día a día: “Busco nuevos proyectos y me ocupo de mi casa y de mis cuatro animales. Además estoy con mi novio, que él sí sale todos los días a trabajar”.