VUELTA A CLASES. Desde SADOP consideran que “no hay que apurar los procesos”

    Lidia Pineda, Secretaria General de SADOP, en contacto con la AM990 habl√≥ acerca de la vuelta a clases en varios establecimeintos privados de la provincia y asegur√≥ que “est√°n viendo la vuelta a clases con alguna preocupaci√≥n”.

    Pineda comenz√≥ diciendo ‚Äúla verdad es que estamos viviendo esta vuelta a las aulas con alguna preocupaci√≥n porque hasta el momento en el √°mbito de las escuelas privadas han regresado a las clases presenciales y progresivas el Instituto San Jos√© de Comandante Fontana, el Jard√≠n de Riacho He H√© y la escuela Inmaculada Concepci√≥n de Palo Santo‚ÄĚ.
    ‚ÄúNosotros estuvimos desde que a nivel nacional dispusimos de los lineamientos generales para el regreso de las clases presenciales y los dos acuerdos paritarios que se han firmado en ese tiempo, trabajamos mucho con los docentes escuela por escuela porque el protocolo indica un plan jurisdiccional y de la provincia y un protocolo porcada escuela porque la heterogeneidad de situaciones as√≠ lo requieren, lo que observamos es que se apresuran los pasos de este proceso que permita que el docente participe y de su voz porque hay reuniones de equipo directivos, algo se baja a la docencia y desde ah√≠ se arranca. En realidad todas las sugerencias y lo que se acord√≥ en las actas paritarias, hablan de un proyecto inverso el que partiendo de la docencia se pueda ir sugiriendo y los dirigentes de SADOP que tenemos en cada una de las escuelas estuvieron prepar√°ndose con propuestas y dem√°s, pero sucede que si se aceleran los pasos de los procesos, se obvia esa posibilidad de participar y ofrecer las propuestas que la docencia pudo ir trabajando‚ÄĚ, a√Īadi√≥.
    ‚ÄúTodo esto se hace para construir acuerdos comunitarios y con las familias y esto es preventivo de procesos primero que quebranten la salud de los actores de la comunidad y tambi√©n de procesos que puedan llevar alguna incomodidad y desconfianza y hasta alg√ļn conflicto con las familias que no se sienten del todo respaldad por las decisiones que se tomaron, entonces nuestra preocupaci√≥n tiene que ver con la atenci√≥n de los procesos porque creemos que no hay que acelerar ning√ļn proceso de participaci√≥n para que cuando lleguemos al regreso a la semiprencialidad‚ÄĚ, asegur√≥.
    ‚ÄúNosotros no estamos reticentes al regreso, simplemente queremos que este cumpla con los pasos de un proceso participativo y se d√© lugar a la docencia para que haga sus aportes con los tiempos necesarios y se comparta con la comunidad. Adem√°s sabemos que algunas instituciones educativas no tienen agua por la sequ√≠a que estamos viviendo‚ÄĚ, cerr√≥.