Videomensaje de Francisco, “peregrino” en Irak

“Voy como peregrino penitente para implorar del Se√Īor perd√≥n y reconciliaci√≥n, tras a√Īos de guerra y terrorismo, para pedir a Dios el consuelo de los corazones y la curaci√≥n de las heridas”, dijo el papa Francisco en un videomensaje al pueblo iraqu√≠ en v√≠speras de su partida a Bagdad.

En el videomensaje, el papa dirige un particular pensamiento a los cristianos: “Han dado testimonio de la fe de Jes√ļs en medio de pruebas dur√≠simas, espero con ansias verlos. Me honra encontrar a una Iglesia m√°rtir: gracias por su testimonio”.

“Que los muchos, demasiados m√°rtires que han conocido nos ayuden a perseverar en la fuerza humilde del amor”, subray√≥.

“A√ļn tienen en los ojos las im√°genes de casas destruidas e iglesias profanadas, y en el coraz√≥n las heridas de afectos dejados y casas abandonadas. Quisiera llevarles la caricia afectuosa de toda la Iglesia, que est√° cerca de ustedes y el martirizado Medio Oriente, y los alienta a seguir adelante”, dijo Francisco.

“A los terribles sufrimientos que han experimentado y que tanto me duelen no les permitamos prevalecer. No nos rindamos frente a la expansi√≥n del mal”, agreg√≥.

En el videomensaje, el papa subraya al pueblo iraqu√≠, en v√≠speras de su partida hacia Bagdad: “Finalmente estar√© entre ustedes. Deseo encontrarme con ustedes, ver sus rostros, visitar su tierra, antigua y extraordinaria cuna de civilizaci√≥n”.

“Queridos hermanos y hermanas, pens√© tanto en ustedes en estos a√Īos, a ustedes que tanto han sufrido, pero nunca han bajado los brazos. A ustedes, cristianos, musulmanes; a ustedes, pueblos, como el pueblo yazid√≠, los yazid√≠es, que sufrieron tanto; todos hermanos, todos”.

“Ahora ir√© a su tierra bendita y herida -agreg√≥ el papa- como peregrino de esperanza. Entre ustedes, en N√≠nive, reson√≥ la profec√≠a de Jon√°s, que impidi√≥ la destrucci√≥n y llev√≥ una esperanza nueva, la esperanza de Dios. Dej√©monos contagiar por esta esperanza, que alienta a reconstruir y a recomenzar”.

“En estos tiempos duros de pandemia, ayud√©monos a reforzar la fraternidad para edificar juntos un futuro de paz. Juntos, hermanos y hermanas de toda tradici√≥n religiosa. Entre ustedes, hace milenios, Abraham comenz√≥ su camino. Hoy nos corresponde a nosotros seguirlo, con el mismo esp√≠ritu, recorriendo juntos los caminos de la paz”, concluy√≥.

El videomensaje del pont√≠fice est√° en italiano, pero comienza con el saludo en √°rabe “assalam lakum!” (paz a ustedes) y cierra con un “shukran!” (gracias).

El viaje del papa, que cumple un ansiado deseo tras la cancelación del viaje que intentara su predecesor Juan Pablo II, será del 5 al 8 de marzo.

Durante su estadía, aunque tendrá limitaciones por la pandemia, se trasladará a diferentes ciudades y llevará un mensaje de apoyo a los cristianos de Irak.