VENEZUELA. Llamado a una solución política

El presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, y la alta representante europea para Asuntos Externos, Federica Mogherini, abrieron el primer encuentro del Grupo de Contacto sobre Venezuela con un llamado para asegurar una solución política al conflicto.

 

Mientras en Montevideo sesionaban latinoamericanos y europeos, en Caracas el líder opositor Juan Guaidó hacía una apelación al papa Francisco.

 

“Parafraseando al premio Nobel de la Paz Willy Brandt (…) los problemas de la democracia se resuelven con mas democracia, no con menos, con más diálogo y paz”, aseveró Vázquez.

 

“La mayor disyuntiva que tiene Venezuela es la paz o la guerra por eso nuestro insistente llamado a la serenidad de las partes involucradas y a la prudencia de la comunidad internacional”, agregó el anfitrión en la Torre Empresarial, predio de la Presidencia de Unruguay, en el centro montevideano.

 

Lo dijo poco antes de las 12 horas locales (15 GMT) ante los diplomáticos latinoamericanos y europeos que participan en Montevideo de la primera reunión del Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela, lanzado el 31 de enero por Federica Mogherini.

 

El gobernante sudamericano señaló que “el encuentro de hoy es para identificar puntos de encuentro y articular acciones en un clima de serenidad, comunicación y acuerdo político que Venezuela necesita imperiosamente”.

 

Mogherini acompañó las palabras de Tabaré con gesto atento y en su discurso también hizo un llamado a la exploración de zonas de acuerdo que eviten echar más gasolina al tembladeral caribeño.

 

“La preocupación compartida por la situación en Venezuela es lo que nos reúne hoy aquí”, planteó la Alta Representante de la Unión Europea.

 

Y prosiguió, “podremos tener diferentes puntos de vista y lecturas sobre las causas de la crisis pero compartimos un mismo objetivo: contribuir a una solución política, pacífica y democrática”. “Este no es sólo el mejor resultado deseable, también es el único resultado posible si queremos evitar más sufrimiento y un proceso caótico y peligroso”, insistió.

 

“Es necesario y urgente abrir nuevos espacios políticos”, aseveró la italiana, utilizando una expresión similar a la manifestada por Tabaré Vázquez.

 

Vázquez también es parte de otro foro, el Mecansimo de Montevideo, junto con México y varios países del Caribe.

 

Para tratar de ese grupo pro-diálogo, apoyado por Nicolás Maduro y rechazado por Juan Guaidó, Tabaré Vázquez se reunió con el canciller mexicano Marcelo Ebrard.