VENEZUELA. Comunidad universitaria se defiende

Estudiantes, docentes, rectores, políticos y distintos sectores del país, cerraron hoy filas en defensa de la autonomía universitaria que aseguran pretende ser violada por el gobierno de Nicolás Maduro para imponer “su dominio” sobre las universidades públicas venezolanas.

 

Los representantes de las diversas casas de estudios se dieron cita en la Universidad Central de Venezuela (UCV) -la principal- para rechazar el fallo del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), del pasado 27 de agosto, que busca adelantar las elecciones generales y el cambio de autoridades.

 

Cecilia García Arocha, rectora de la UCV, exigió al gobierno de Maduro “respetar la autonomía universitaria” tras advertir que “la universidad venezolana seguirá siendo democrática, libre y plural”.

 

“La intervención no se va a producir. La UCV tiene 300 años de historia y esta no es una nueva batalla, es seguir enfrentándonos a todo lo que se nos ha presentado desde que cumplimos con esta misión”, aseveró.

 

Anunció que este martes acudirán a la Asamblea Nacional para exigir no solamente el apoyo, sino el pronunciamiento claro en defensa de la autonomía universitaria.

 

Además, dijo que entregarán al Parlamento una propuesta de reforma de la Ley de Universidades para que los recintos y su desarrollo no dependa de un mandatario de turno. “Que se cumpla la Constitución y se respete la libertad de pensamiento de sus alumnos y autoridades”, exigió.

 

La rectora indicó que insistirán con todas las acciones, incluyendo las de calle “para defender a nuestras universidades y a nuestra autonomía”. “El más grande error que puede cometer un Gobierno es tratar de imponer su dominio sobre las universidades”, fustigó.

 

El fallo emitido por el tribunal de alzada ordenó la celebración de elecciones de las autoridades universitarias que tienen vencido el período para el cual fueron electas, en un lapso no mayor a seis meses, y en caso de no hacerlas, le otorga al Ejecutivo “potestad” para nombrar las nuevas autoridades a partir del 27 de febrero de 2020.

 

“Estamos al frente de nuestros cargos porque una sentencia de la Sala Electoral del TSJ impidió las comisiones electorales. En este caso las elecciones universitarias, no solamente de decanos sino también de rectores, se suspendieron”, recordó la rectora quien fue electa en 2008 y debió dejar su puesto en 2012, pero hasta ahora continúa ejerciéndolo por las trabas que por años impuso el chavismo a la renovación de los liderazgos.

 

En este sentido sostuvo que la Asociación Venezolana de Rectores Universitarios (Averu) está de acuerdo con la renovación de las autoridades, “pero no con el sistema de votación que pretende implementar la sentencia del TSJ, que pone en igualdad de condiciones todos los sufragios” “Cualquier cambio que se produzca tiene que ser un cambio de las discusiones de las universidades y no puede ser un cambio impuesto”, advirtió.

 

Juan Guaidó, jefe del Parlamento respaldó las acciones de la comunidad universitaria en defensa de la autonomía que está consagrada en la Constitución, y que les otorga a las casas de estudio la potestad de crear “sus normas de gobierno, funcionamiento y la administración eficiente de su patrimonio bajo en control y vigilancia que ha tal efecto establezca la ley”.

 

“Hoy el sector universitario defiende su autonomía y ratifica la declaratoria de emergencia humanitaria para estudiantes, profesores y profesionales. Mi respaldo para todos los que luchan a diario por el derecho de vivir en un país con dignidad y en libertad”, expresó el líder opositor reconocido como presidente interino por más de 50 países a través de la red social Twitter.