Una de cada 4 argentinas mayores de 50 años sufre osteoporosis

Celebramos que la expectativa de vida haya aumentado en nuestro país y en todo el mundo. Es muy bueno saber que vamos a vivir más; el tema ahora es prepararnos para vivir lo mejor posible. El esqueleto sufre las consecuencias del paso de los años y el riesgo de fracturarnos es cada vez mayor. No es solo culpa de los huesos, los músculos también se deterioran y nos caemos más. La combinación no es auspiciosa, llevando a consecuencias como 90 fracturas de cadera por día en nuestro país.
Este deterioro de los huesos tiene un nombre: osteoporosis. Esta enfermedad afecta a una de cada cuatro mujeres mayores de 50 años en Argentina. Sin embargo, no todas son noticias preocupantes. La osteología cuenta con una nueva herramienta para ayudar a los pacientes. La droga aprobada por la FDA tiene un mecanismo de acción único. Es rápida y ultrapotente.
Para entender cómo funciona el romosozumab debemos comprender que el esqueleto no es un tejido inerte, como el que colgaba de las aulas de Biología. Es una estructura viva. Constantemente se remodela, degradando lo viejo y formando nuevo tejido, logramos un esqueleto renovado en una década.
Con los años, este mecanismo de remodelación empieza a funcionar mal. Especialmente después de la menopausia. Entonces degradamos demasiado y no llegamos a reponer, el balance es negativo y aparece la osteoporosis y sus temidas fracturas.
Hay varias drogas disponibles para el tratamiento en nuestro país. Algunas por vía oral, otras endovenosas o inyectables. En general, las cubren las obras sociales. La mayoría de ellas tratan esta afección haciendo que el hueso se “rompa” menos. Hay una sola aprobada en nuestro país que logra que el hueso se forme más.
La medicación autorizada en Estados Unidos ha demostrado no solo estimular potentemente la formación del hueso, sino también disminuir la degradación ósea. Es una droga biológica, como la gran mayoría de las drogas modernas, de diseño. Tendremos que esperar unos años a que la ANMAT la apruebe para que llegue a nuestro país.
Mientras tanto, es clave prestar atención a las señales de la osteoporosis tales como tener una fractura ante un traumatismo mínimo, en especial cuando se rompe la muñeca, columna o cadera. También se debe visitar al médico frente a antecedentes familiares de fractura de cadera, pérdida de la menstruación en forma temprana, celiaquía o cuando por alguna enfermedad de base se requieren corticoides. El diagnóstico se realiza con una densitometría, un análisis de sangre y una radiografía de columna.