Un análisis de ADN desvela el origen del Guerrero del Grifo

Desde el hallazgo de su tumba conteniendo sus restos mortales y diversos enseres personales, un halo de misterio y fascinación ha rodeado al personaje que fue sepultado en una tumba en la localidad de Pylos, Grecia, hace unos 3.500 años, junto con una representación de la criatura mitológica llamada grifo, mitad león y mitad águila.

La tumba, descubierta durante una excavación arqueológica en 2015 por Sharon Stocker y Jack Davis, ambos de la Universidad de Cincinnati en Estados Unidos, es como una cápsula del tiempo de la civilización micénica, que precedió a la de la Grecia Clásica, pero también aporta pistas sobre su ocupante.

Dado que fue enterrado con armas, se supone que fue un guerrero. Es muy probable que tuviera un gran liderazgo local. Tenía una edad de entre 30 y 35 años de edad cuando falleció. El valor económico de otros de los objetos sugiere que era rico y poderoso, o por lo menos que se le veneraba como a alguien muy importante. La representación de la criatura mitológica llamada grifo, hallada en la tumba, es el motivo de que a este hombre se le conozca como “el Guerrero del Grifo”.

Aunque la civilización micénica desapareció antes de que se forjase la cultura que hoy identificamos con la “Grecia Clásica”, sembró las semillas de muchos elementos culturales típicos de la Grecia Clásica y de muchas otras culturas occidentales. Los campos donde se ha dejado sentir esa influencia son muchos, e incluyen, por ejemplo, las bellas artes, el lenguaje, la filosofía, la arquitectura, la literatura, la política y hasta la religión.

Desde su hallazgo, el Guerrero del Grifo ha sido objeto de diversas investigaciones. Y ahora se ha completado una centrada en el análisis de ADN de sus restos mortales. El objetivo ha sido averiguar más cosas sobre él, pero también ayudar a responder a una pregunta que historiadores y arqueólogos llevan mucho tiempo haciéndose: ¿Cuál es el origen de los griegos?

Este nuevo estudio ha sido realizado por un extenso equipo internacional que incluye a Stocker y Davis, así como a Iosif Lazaridis de la Universidad Harvard en Estados Unidos y a Lynne Schepartz de la Universidad de Witwatersrand en Sudáfrica.

El análisis de ADN valida la hipótesis defendida desde el principio por los eruditos de la Universidad de Cincinnati: el Guerrero del Grifo era oriundo de la región en la que ejerció su liderazgo y a la que probablemente defendió guerreando.

Lo revelado por el ADN permite por tanto descartar la hipótesis de que era un invasor llegado de otra parte. (Fuente: NCYT de Amazings)

https://noticiasdelaciencia.com/art/44918/un-analisis-de-adn-desvela-el-origen-del-guerrero-del-grifo