ULTIMO ADIOS. La comunidad despidió al pediatra Modesto Cubilla

    Quiero dar un agradecimiento a todas las personas que se acercaron a darle su despedida. Nos emociono mucho el aplauso que recibió y demuestra que era tan querido.

    El hijo del reconocido medico pediatra Modesto Cubilla, Gabriel agradeció el acompañamiento de la comunidad en la despedida de su padre a su morada final. Sobre el suceso ocurrido el viernes por la tarde dijo: “Fue una partida rápida e inesperada”.

     

    En comunicación con la AM990, Gabriel Cubilla hablo del fallecimiento de su padre y sostuvo que “fue una partida rápida e inesperada. Se había levantado para ir a trabajar, minutos estaba preparando el mate y tuvo un infarto masivo, para partir a la presencia del Señor”.

     

    Destacó que “constantemente estaba capacitando y ayudando a mejorar la salud. Esto es doloroso y un ejemplo que nos dio a los hijos no inculco a pelear” y recordó que “cuando falleció el abuelo, a las cuatro de la tarde estaba yendo al consultorio y le pregunte porque no se quedaba a hacer reposo y nos dijo: La vida sigue”.

     

    El joven remarcó que “tuvimos la posibilidad de conocerlo íntimamente. Era típico ir al supermercado a comprar caramelo para los niños, juguetes y siempre buscaba dar calidad de atención, no estar diez minutos sino el tiempo que sea necesario. Además de estar siempre seguro de los diagnósticos que daba”.

     

    ATENDÍA EN CASA. Cubilla recordó que “los domingos por las tardes estudiando a full y sobre todo siempre viajar a capacitarse. Siempre buscaba lo mejor para sus pacientes y la comunidad”.

     

    Sostuvo que “él (Modesto) no tenia horario para su trabajo y que era ser medico pediatra. Los domingos por ahí no podíamos tenerlo, ya que muchas veces atendía aquí en la casa en cualquier horario. La gente acudía por la confianza que tenia con él como medico”.

     

    Por último, Gabriel Cubilla señalo: “Quiero dar un agradecimiento a todas las personas que se acercaron a darle su despedida. Nos emociono mucho el aplauso que recibió y demuestra que era tan querido. Como hijos siempre supimos la calidad de persona que era pero esta despedida nos puso la piel de gallina”.