Temen nuevos ataques en Francia

Los servicios franceses lanzaron un alerta por la situación de gran tensión que existe en el país tras la decapitación del profesor Samuel Paty, que parece que puede derivar en un atentado.

De hecho, una fuente de seguridad en Par√≠s asegur√≥ a ANSA que hay una llegada de se√Īales precisas de posibles acciones “contra aeropuertos, en particular el parisino de Charles de Gaulle, e instituciones francesas”.

“El rostro de la batalla por la libertad de Francia” se encarna en el del profesor Paty, que fue decapitado frente a su escuela por mostrar las caricaturas de Mahoma en clase durante una lecci√≥n sobre libertad de expresi√≥n.

Lo dijo ayer el presidente Emmanuel Macron, en un discurso muy emotivo, mientras, en las horas posteriores al ataque, el gobierno actuó de modo inmediato con redadas en las casas de familiares, amigos y muchos, comenzando por los estudiantes del profesor asesinado, terminaron bajo custodia e interrogados.

Las asociaciones proisl√°micas fueron cerradas por presunto apoyo o acompa√Īamiento al terrorismo. La mezquita Pantin, una de las m√°s populares de la periferia de Par√≠s, tambi√©n est√° cerrada.

La pregunta que circula en Francia es si, la presi√≥n del gobierno, puede desencadenar una reacci√≥n a√ļn m√°s fuerte de los grupos terroristas.

“Los ataques al tipo de los de Bataclan o Charlie Hebdo en 2015 -explic√≥ la fuente de seguridad- parecen dif√≠ciles de repetirse hoy, ya que se necesitan medios, log√≠stica y hombres adecuados que, en ese momento, ISIS estaba en condiciones de proporcionar, y hoy no”.

“Pero Francia tambi√©n teme una escalada despu√©s de la decapitaci√≥n, que fue precedida un par de semanas antes por el apu√Īalamiento de dos personas frente a la antigua oficina de Charlie Hebdo”.

Incluso en ese caso, el ataque -aunque tenía un objetivo equivocado ya que la redacción de Charlie Hebdo se mudó hace tiempo a un lugar protegido y secreto- se originó a partir de las caricaturas de Mahoma que los periodistas del semanario habían querido reproducir en la apertura del maxi-juicio a los partidarios de la masacre de enero de 2015 que diezmó a la redacción.

Las mismas fuentes que denunciaron estos temores de los servicios franceses llamaron la atenci√≥n sobre el hecho de que “estas acciones forman parte de un escenario de gran tensi√≥n en la periferia, que en las √ļltimas semanas se tradujo en varias emboscadas contra patrullas e incluso, hace un par de semanas, un ataque con cohetes de mortero para fuegos artificiales contra una comisar√≠a”.

Todo esto puede presagiar “una situaci√≥n en la que estos suburbios, en gran parte habitados por musulmanes, pueden estallar con una revuelta social y antipolicial”, muy presente en Francia en los √ļltimos tiempos y no solo en el per√≠odo de las manifestaciones de los chalecos amarillos.

Otro elemento emergente de dificultad es “la posible dispersi√≥n de lugares de reuni√≥n y tertulias” por parte de la poblaci√≥n isl√°mica que seguir√° al cierre de mezquitas y asociaciones sospechosas.

“Tanto m√°s -a√Īadi√≥ la fuente- que las prohibiciones de reuniones impuestas por el gobierno por pandemia, que no se respetan tanto en los suburbios como en el centro de Par√≠s”.