Té verde, café y riesgo de muerte prematura en personas con diabetes

Diversas investigaciones sugirieron en su momento que beber de manera habitual té verde y café puede ser beneficioso para la salud gracias a los diversos compuestos bioactivos que estas bebidas contienen. Pero pocos de estos estudios se han llevado a cabo en personas con diabetes. El equipo de Yuji Komorita, de la Universidad de Kyushu en Fukuoka (Japón), se propuso explorar la influencia potencial del té verde y el café, por separado y combinados, en el riesgo de muerte prematura de las personas con diabetes tipo 2.

Komorita y sus colegas hicieron un seguimiento de la salud de 4.923 japoneses (2.790 hombres y 2.133 mujeres) con diabetes tipo 2 y edad media de 66 años, durante un promedio de poco más de 5 años.

Cada uno de ellos rellenó un cuestionario sobre alimentos y bebidas, que incluía preguntas sobre cuánto té verde y café bebían cada día. Y proporcionaron información general sobre los aspectos principales de su estilo de vida, como el nivel de ejercicio físico habitual, el de tabaco fumado, el de consumo de alcohol y las horas nocturnas dormidas.

También se tomaron medidas de estatura, peso y presión sanguínea, así como muestras de sangre y orina para comprobar los posibles factores de riesgo.

De entre los sujetos de estudio, 607 no bebieron té verde, 1143 bebieron hasta una taza al día, 1384 bebieron de 2 a 3 tazas, y 1784 bebieron 4 o más. En cuanto al café, 994 de los sujetos de estudio no lo bebieron, 1306 bebieron hasta una taza al día, 963 bebieron una taza cada día, y 1660 bebieron 2 o más tazas.

Durante el período de seguimiento murieron 309 personas (218 hombres y 91 mujeres). Las principales causas de muerte fueron el cáncer (114) y las enfermedades cardiovasculares (76).

En comparación con quienes no bebían ninguna de las dos bebidas, los que bebían una o ambas tenían menores probabilidades de morir por cualquier causa, y las menores probabilidades se asociaban con el consumo de mayores cantidades tanto de té verde como de café.

Beber hasta una taza de té verde cada día se asoció con un 15% menos de probabilidades de muerte. Beber entre 2 y 3 tazas se asoció con un 27% menos de probabilidades. Tomar 4 o más tazas diarias se asoció con un 40% menos de probabilidades.

Entre los bebedores de café, hasta 1 taza diaria se asoció con un 12% menos de probabilidades, mientras que 1 taza al día se asoció con un 19% menos de probabilidades. Y 2 o más tazas se asociaron con un 41% menos de probabilidades.

El riesgo de muerte era aún menor para aquellos que bebían tanto té verde como café todos los días: 51% más bajo para 2-3 tazas de té verde más 2 o más tazas de café; 58% más bajo para 4 o más tazas de té verde más 1 taza de café todos los días; y 63% más bajo para una combinación de 4 o más tazas de té verde y 2 o más tazas de café todos los días.

Aunque los resultados de la investigación son ciertamente alentadores, los autores advierten de que este es solo un estudio observacional, y como tal, no puede establecer la causa del efecto positivo observado. Habrá que investigar más para determinar, más allá de toda duda, la influencia exacta del té verde y el café en la salud de las personas con diabetes tipo 2. (Fuente: NCYT de Amazings)