SUDAN. Niña-esposa mató a su marido, será ejecutada

Una joven hoy de 19 años que fue obligada a casarse cuando tenía 13 con un primo lejano, al que mató tras ser violada, fue condenada a muerte en Sudán.

 

“Noura Hussein tenía 13 años cuando sus padres la dieron como esposa a un primo de segundo grado que le doblaba la edad. Ella se opuso con todas sus fuerzas pero no bastó. Cuando para evitar la enésima violación se defendió con un cuchillo y mató a su verdugo fue entregada a la policía por su familia y condenada a muerte”, afirmó Antonella Napoli, presidente de Italians for Darfur.

 

Napoli anunció una campaña para salvar a la joven que se encuentra en prisión femenina de Omdurman, en Sudan.

 

“Los abogados de Noura, Adil Mohamed Al-Imam y Mohaned Mustafa Alnour, con el cual hemos ya colaborado en el caso de Meriam Ibrahim, la mujer en el octavo mes de embarazo salvada de la condena a muerte por apostasía, ya presentaron un recurso” contra la medida.

 

Si no es aceptado, prosiguió, “Noura terminará en el patíbulo para ser ahorcada”. Napoli dijo que “la historia de esta esposa niña es terrible. Estábamos de acuerdo en no hablar del caso hasta la sentencia.

 

Cuando en 2012 fue celebrado el matrimonio religioso, gracias a la intervención de una tía a quien la niña le pidió ayuda, la unión no fue ïconsumadaï”. Pero “dos años después, de regreso a casa de sus padres, Noura fue obligada a casarse legalmente. Entregada a su verdugo por su propia familia, fue violada por el hombre. Y sus parientes fueron llamados a verificar si la pareja se había convertido de hecho en marido y mujer”, contó.

 

Y agregó: “Cuando el día después estaba por repetirse la misma violencia, la niña se defendió, tomó un cuchillo y apuñaló al hombre”.

 

“Noura tiene hoy 19 años -se lee en la petición lanzada por Italians for Darfur en Change.org Italia- y el jueves pasado un tribunal de Omdurman, ciudad gemela a la capital Jartum sobre la orilla opuesta del río Nilo- la condenó a la pena capital por la muerte de su violador.

 

“Recojamos la mayor cantidad de firmas posibles para enviarle al presidente de Sudán, Omar Hassan al Bashir, para pedirle la gracia y la inmediata liberación de Noura”, concluye la nota de la entidad.