SUCUNZA SOBRE LA SITUACIÓN DEL PARQUE PILCOMAYO: “esta vez es una sequía histórica”

    En charla con la AM990, el intendente del Parque Nacional Río Pilcomayo, Néstor Sucunza habló acerca de la sequía e inconvenientes que esta está trayendo al Chaco Gualamba. Aseveró que la sequía es una de las peores que se tienen registro desde el año 2000.


    Sucunza comenzó diciendo “en principio nos gusta llamarlo Chaco Gualamba, el Chaco Americano, es la única área en el planeta en el que en un área tropical y un área templada no existe un desierto. Eso pasa en todo el mundo desde México al desierto de Sahara, si uno recorre el planisferio mirando los desiertos entre el trópico y los climas templados, La Pampa húmeda en este caso, con excepción del Chaco Americano”. Y siguió “es un ecosistema muy particular.

    Entendemos que los pulsos de sequía e inundación son naturales, así como el fuego también anterior a la presencia o acción del hombre y en este caso estamos en un extremo de esa situación por lo menos conocida.

    No hay registros ni escritos en los registros de lluvia o en la memoria de los antiguos pobladores, yo mismo tengo 30 años en la región, me acuerdo muy bien y tengo imágenes de la costa de la Laguna Blanca del año 2000, donde mi hijo que tenía 5 años caminando por la orilla de la laguna, él ahora tiene 25, es o fue en el año 2000 y fue una sequía importante, pero no como esta vez. Esta vez es una sequía histórica”.

    “No lo he visto así, desde mis 30 años que vivo en la zona, pero aun así lo que estimamos es que es una sequía importante”, argumentó.

    Asimismo indicó “eso también lo tiene el Chaco como ecosistema, hay estrategias de adaptación a la sequía y a la inundación porque hace exactamente un año y medio atrás el nivel de agua cubría las pasarelas, ese es el gran Chaco Americano, lo que pasa que esta vez, como tuvimos en el 1992 una gran inundación, terrible para toda la región, con consecuencias catastróficas en Clorinda y demás, que luego fueron superadas, ahora nos vamos al otro extremo.

    Esta es una sequía continental, que tiene que ver con fenómenos de modificaciones climáticas en el mundo, incluso continental si lo vemos también en el hemisferio norte. Pero vamos al parque nacional, como sitio público consagrado a la conservación de la naturaleza, y en este caso no tenemos estudios acabados, puntuales con respecto a esto pero estamos monitoreando en términos de comportamientos de las condiciones del agua, de la fauna, de la vegetación, y la verdad que son momentos de bastante retracción.

    La otra vez estaba charlando con un pescador de morena sobre el ciclo de la morena, que pone los huevos en el barro y se secan, y cuando una lluvia inunda el lugar hace que eclosionen y vuelven a nacer morenas”.

    “No, tiene un curso, de hecho la hemos navegado en canoa, mantiene un volumen de agua importante siempre. El río Pilcomayo también está interrumpido, por supuesto. Tiene unos posones en los lugares con más profundidad. Después todo en general está detenido el agua, esto hablando del parque nacional”, indicó.

    “Hay muchos animales que se aprovechan de la baja del río, como es el caso de los luchos colorados, parientes de las águilas, que está aprovechándose de la poca profundidad de los charcos para pescar peses, cascarudos y tarariras. Al igual que los caracoleros que están dándose una panazada de los caracoles y las cigüeñas también. No me refería a la laguna sino a lugares cercanos como los esteros. Otras especies migran. La situación está comprometida por todos lados, como en la selva jujeña que está seca”, dijo el funcionario.