Submarino ARA San Juan: la búsqueda se focaliza en la ruta que debía seguir hacia Mar del Plata

El buque Seabed Constructor desplegó sus robots en el área 6, la última que se incorporó al rastrillaje.

Todo es “área 6” para el operativo de búsqueda del ARA San Juan. Los cinco vehículos autónomos submarinos (AUV) con que cuenta el Seabed Constructor se despliegan ya sólo en esa nueva zona incorporada por Ocean Infinity en su regreso al mar, después de la parada técnica del último martes en Comodoro Rivadavia.

Abarca fragmentos de otros sectores ya rastrillados por la Armada y el comienzo de la ruta que debió seguir el submarino rumbo a Mar del Plata, luego de su última comunicación de la mañana del 15 de noviembre.

Después de culminar de barrer los últimos sectores del área 5 el sábado por la tarde, desde ese momento los AUV trabajan exclusivamente al norte de la zona 6. Se trata de la séptima área del operativo, que comenzó con cinco (denominadas 1, 2, 3A, 3B y 4) y sumó una, la 5, en plena segunda fase de búsqueda. La nueva posee un ancho de 25 kilómetros en torno al AVISS, denominación técnica del derrotero probable del navío hacia su apostadero natural. Desde que rastrillan el nuevo sector, no surgieron nuevos contactos para investigar.

En las tres primeras tres semanas al frente del operativo, Ocean Infinity desechó 14 indicios de tipo C, de probabilidad fuerte, aunque la mayoría resultó ser formaciones del relieve marino. Antes de pasar al nuevo área, los AUV del Seabed Constructor habían hallado un par de contactos de tipo D, de baja probabilidad de vinculación con el submarino. Aún no se informó sobre el resultado del análisis de esos dos elementos. A bordo del buque noruego, continuaba el análisis de los últimos datos recogidos en el área 5, para determinar nuevos indicios y eventualmente destinar los ROV al sitio, algo que no ocurre desde hace más de dos semanas.

Este domingo zarpó desde la base Puerto Belgrano, el destructor ARA La Argentina. Se estima que el lunes por la tarde arribará a la zona del operativo para reemplazar al destructor ARA Almirante Brown, en las tareas de apoyo a Ocean Infinity.

Los navíos de la Armada se encargan de que no haya barcos pesqueros que interfieran en las tareas del Seabed Constructor y de asistirlo en cuestiones logísticas. El aporte de esa fuerza se completa a bordo del buque noruego con la presencia de tres observadores, dos oficiales submarinistas y un oficial hidrógrafo. Cada día, junto a los cuatro veedores que representan a los familiares de los 44 tripulantes del ARA San Juan, participan de las reuniones de coordinación, dirigidas por la empresa.