Situaciones de vulneración de derechos

¿Cuál es la función de la Subsecretaría?

Nosotros recepcionamos todo lo que sean inquietudes, pedidos de asesoramiento o incluso denuncias sobre supuestas situaciones de vulneración de derechos. Puede ser desde una simple inquietud sobre derecho a la educación, salud, vivienda y por supuesto derecho a la identidad. Es decir, no necesariamente estamos en caso de vulneración sino podemos orientar al ciudadano a donde recurrir para lograr hacer el trámite, la gestión que necesite para garantizar ese derecho. 

En otras situaciones, más complejas, vemos situaciones de posible vulneración -por ejemplo por hechos históricos-, trabajamos con la red por la identidad con Abuelas de Plaza de Mayo, con la PDH (Procuraduría de Derechos Humanos)  Delegación Formosa que representa a Abuelas de Plaza de Mayo, y tanto el Organismo de Derechos Humanos, nosotros y la PDH podemos gestionar ante Abuelas la denuncia o inquietud de un ciudadano que haya nacido entre marzo del ´74 a diciembre de 1983 y que dude de su identidad. Elevamos toda su historia, por eso digo que IDENTIDAD no es solo una cuestión de documentación sino también de historia familiar, todo se envía a “Abuelas de Plaza de Mayo” para ver si hay un correlato entre la historia de los desaparecidos y la posible búsqueda de nietos. La última vez que sucedió esto, intervino también Fiscalía Federal, que también es otro lugar de ingreso de estas denuncias. Entonces después Abuelas envían un técnico en laboratorio que toma las muestras correspondientes, tienen un banco de datos genéticos con lo que se coteja en la búsqueda de esta identidad. 

En Formosa fueron más de diez (10) que se presentaron en la Secretaría, hasta ahora tuvieron negativo provisorio, es decir, por ahora no arrojaron un positivo, pero sabemos que estos bancos de datos se van alimentando y actualizando aun hoy. 

Las personas que manifiestan dudar de su identidad, no necesariamente porque hayan nacido durante la dictadura, sino porque hubo –por ejemplo- una inscripción directa, que antes se hacía, porque no existían registros de adoptantes, como hoy en día que está en el Superior Tribunal de Justicia, el registro para las personas que quieran adoptar, incluso está adherido al registro único nacional de adoptantes, siendo el trámite absolutamente legal. Una persona que quiere adoptar, habiendo un niño que necesita ser adoptado, queda todo documentado, el origen biológico de ese niño en ese expediente judicial, al que luego, cuando sea adulto, va a poder tener acceso. Así su identidad biológica no está negada. Años atrás, cuando no existían estos registros hubieron personas que fueron inscritas directamente por esos adoptantes como si fueran padres biológicos, allí se dificulta la búsqueda. Se torna muy difícil relacionar el relato de los familiares o testigos de cómo fue la adopción para de a poco ir desentrañando e hilvanar la historia. 

Bregamos por la identidad, no solo por la identidad de los nietos –que las Abuelas siguen buscando- sino por la identidad y luchar por el derecho a la identidad de todos. Que cuando un niño nace sea inscrito, ustedes verán que en el Hospital La Madre y el Niño tiene una delegación del Registro Civil, también en Clorinda, para que ese niño no abandone esa institución sin su partida de nacimiento, donde queda registrado quien es la madre biológica, que luego tenga la voluntad o dadas las circunstancias que quiera darlo en adopción y se inicie una adopción, esa partida quedará “trabada”, se hará una nueva partida con los nombres de los padres adoptantes pero hay todo un entramado judicial donde se garantiza el derecho de este niño, el interés superior del niño: que sean padres adoptantes adecuados y también su derecho a la identidad para cuando necesite conocer sus orígenes. 

¿A dónde nos dirigimos para buscar información sobre la vulneración de Derechos? Si tenemos alguna sospecha o queremos hacer la denuncia. 

Respecto al Derecho a la Identidad, en temas de información, nosotros la Subsecretaría de Derechos Humanos  trabajamos la temática obviamente en colaboración con el Registro Civil, con los Hospitales, donde pedimos a título colaborativo alguna documentación o si quedó la partida de nacimiento, entre todos hacemos esta red de contención, porque –reitero- es difícil, si de entrada, desde el inicio no quedaron registrados como correspondían los datos sobre la persona es difícil, pero se encuentra.. Hubo casos que se pudo dar con el familiar, aparecen, uno entre tantos que recuerdo, una Señora del interior de Córdoba que fue dada en adopción y buscaba a sus hermanos, recordaba los nombres de los mismos. Se llevó a cabo la búsqueda con el padrón electoral, con las partidas de nacimiento de los padres, y toda la buena predisposición de las instituciones, y de algunas personas los encontramos y se pudieron reencontrar. Realmente fue una labor muy meticulosa, pero con “final feliz” se podría decir.