Sistema colapsado, insisten médicos y trabajadores de la salud en Chile

Chile vive un “desastre sanitario”, dijeron hoy diversos médicos y trabajadores del sector salud, mientras las cifras de contagio por Covid-19 continúan muy altas, baten récords de positividad y el uso de camas críticas bordea el 98% y 99% en muchos hospitales y clínicas.

Las autoridades sanitarias chilenas reportaron hoy 5.369 nuevos casos de coronavirus con una alta tasa de positividad de los exámenes PCR que alcanzó al 11% y que en Santiago superó el 13%.

Según el informe diario del Departamento de Estadísticas e Información de Salud, la ocupación de camas críticas completó cinco días en alza.

La información oficial indicó que el sistema de camas críticas cuenta con 4.498 unidades de las cuales 149 están libres, pero numerosos voceros médicos ponen en duda esta última cifra.

“La población ya no soporta más muertes. Ya tenemos camas de urgencia convertidas en camas críticas. La semana pasada en Santiago debieron cerrarse ocho establecimientos de urgencia. En varios centros de atención primaria de salud las camillas se convirtieron en camas de hospitalizados”, declaró el médico de urgencia del hospital clínico de la Universidad de Chile, Yuc Ramón Kong.

“Con cifras muy altas, enorme positividad y falta de camas críticas, Chile vive un desastre sanitario”, afirmó Kong en declaraciones a Chilevisión.

El médico instó al gobierno a “poner el acento en evitar los contagios” y puso como ejemplo que para hacer frente a la variante Delta (ex India) “no se saca nada con mantener las fronteras cerradas mientras sigue abierto el aeropuerto”.

La presidenta de la Confederación Nacional de Trabajadores de la Salud, Patricia Valderas, reiteró el llamado a las autoridades sanitarias a retirar el recién creado Pase de Movilidad “porque no es el momento adecuado para dar rienda suelta al desplazamiento de la gente ni tampoco a los aforos”.

Subrayó que el sistema de salud “está colapsado y no al 100% sino al 300%. Que no lo quieran admitir es una falta de responsabilidad tremenda, porque el Estado está incumpliendo su deber de velar por la integridad de la gente”.

La dirigente gremial señaló a radio Bío Bío que “el peor de los escenarios de la pandemia llegó, ya no quedan camas en la región Metropolitana y en varias regiones. Ya no tenemos como atender ninguna patología que requiera hospitalización”.

Valderas contó que esta baja disponibilidad obligó a internar a pacientes de Covid-19 que las requieren al interior de los consultorios y otros centros de atención primaria de salud “solo para mantenerlos con oxígeno y que no se mueran en su casa”.

“El ministro de Salud, Enrique Paris, está al tanto de nuestras denuncias, pero insiste en liberar la movilidad de la gente”, acotó. Según Paris, “no se ha demostrado que el Pase de movilidad ha provocado un aumento de las cifras”.

En su interpretación, desde que se anunció el pase de movilidad se incrementó “de forma impresionante” la cantidad de personas que acuden a vacunarse porque ese permiso es “un estímulo muy poderoso para ir a vacunarse”.

Empero admitió que “la red está muy tensionada y esperamos que esto se mantenga tensionado entre 10 y 15 días más”. La doctora Carolina Asenjo estimó hoy que la ocupación de camas críticas se sitúa entre el 98% y el 99%.

El presidente del Colegio Médico de Valparaíso, Luis Ignacio de la Torre, insistió en la necesidad de “cambiar la forma de enfrentar la pandemia”.

Juan Carlos Saieh, médico de la ciudad de Concepción, advirtió que sólo el 40% de los chilenos están vacunados con dos dosis y urgió a acelerar el procedimiento sobre todo entre los chilenos de menor edad.

En su opinión, el sistema sanitario chileno “está desbordado y las próximas dos semanas van a ser mucho peores”.

Todas estas advertencias se formulan cuando en Chile hay un total de 44.757 casos de contagios activos, lo que significa que están en condiciones de transmitir el coronavirus a otras personas.

Según el centro de estudios Clapes de la Universidad Católica, en Chile hay un nuevo máximo de aumento de casos semanales los cuales llegaron a 7.316 con un aumento semanal de 17%.

A la fecha, hay 3.279 pacientes contagiados internados en camas críticas de los cuales un 85% requiere ventilación mecánica.

En el plazo de un año, en Chile se pasó de 1.500 camas críticas a las actuales 4.500, pero es muy difícil elevar ese número hasta 5.000 no solo por problemas de infraestructura sino del personal que se requiere para manejar estas instancias de emergencia.