SIRIA. Sanciones econ贸micas como freno a Erdogan

Las sanciones econ贸micas estadounidenses, y una posible detenci贸n de las inversiones de los gigantes europeos, pueden poner en aprietos al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, tal como sucedi贸 en el verano boreal del a帽o pasado.

 

En aquellos meses, la lira turca cay贸 en unos pocos d铆as tras medidas punitivas de la administraci贸n de Donald Trump para que liberen al pastor evang茅lico Andrew Brunson.

 

Los aranceles al acero procedente de Turqu铆a anunciados por Trump, en castigo por sus “acciones desestabilizadoras en el noreste de Siria”, llegan justo cuando la econom铆a turca comenzaba a mostrar signos de recuperaci贸n, despu茅s de que la moneda nacional perdiera un tercio de su valor en un a帽o.

 

En ese pa铆s, asimismo, la inflaci贸n oficial hab铆a rondado el 25% y el desempleo alcanzara su nivel m谩s alto desde diez a帽os. El lunes, la lista de los t铆tulos bancarios de Ankara registr贸 una ca铆da inmediata del 8,2%, y repunt贸 hoy junto con la Bolsa de Estambul. Sin embargo, los analistas ven posibles nuevas fluctuaciones en el horizonte, especialmente si crece la presi贸n al boicot en Europa.

 

La primera m谩xima inversi贸n congelada -por ahora s贸lo una decisi贸n pospuesta-, en espera de que las aguas se calmen, es de Volkswagen, que estaba listo para invertir 1.300 millones de euros para una f谩brica capaz de producir 300.000 autom贸viles al a帽o y crear 5 mil empleos en Manisa, en el oeste del pa铆s. Pero con las tensiones, corre el riesgo de terminar en Bulgaria. Recibiendo la mitad de sus exportaciones, que ascienden a 84 mil millones de d贸lares, la Uni贸n Europea es el primer mercado para Ankara y una posible presi贸n afectar铆a a Erdogan. Una situaci贸n en la que el papel de Italia ser谩 crucial, pues se trata el quinto socio comercial absoluto de Turqu铆a, con un intercambio, el a帽o pasado, de casi 20 mil millones de d贸lares.

 

Luego est谩 el espectro de un boicot al turismo, que hasta hace 10 d铆as llegaba a un r茅cord absoluto de entre 45 y 50 millones de visitantes en 2019, despu茅s de dejar atr谩s los a帽os negros de terrorismo y post-golpe de Estado.

 

Incluso, la esperada pr贸xima final de la Champions League en Estambul parece estar en riesgo, despu茅s de la tormenta internacional por el saludo militar de los jugadores turcos y el apoyo masivo del mundo deportivo a la ofensiva en Siria. La UEFA, entretanto, se mantiene cauta, esperando que pase la pol茅mica.