SEQUIA. La campaña arrocera dejó números rojos en Corrientes

La Bolsa de Comercio de Santa Fe, la Asociación Correntina de Plantadores de Arroz, la Bolsa de Comercio del Chaco y la Bolsa de Cereales de Entre Ríos dieron a conocer el informe correspondiente a la producción de arroz en el ciclo 2021/22 en la República Argentina.

La superficie sembrada a nivel nacional en el ciclo 2021/22 experimentó un crecimiento interanual del 9 % (17.400 ha). Cabe destacar que, por segundo año consecutivo, el periodo estival estuvo bajo la influencia de un Pacífico Ecuatorial con temperaturas por debajo de lo normal, lo cual dio origen a otro evento denominado “La Niña”.

Es importante mencionar que, en los últimos 13 años, los máximos rendimientos donde se superó la barrera de los 7.000 kg/ha fue bajo el efecto de “La Niña” ciclos: 2017/18, 2020/21 y 2021/22. No obstante, el ciclo 2021/22 tuvo en algunas zonas serios inconvenientes para lograr un adecuado riego y se generó un retraso en el ciclo del cultivo con efectos adversos tales como caídas en el rendimiento potencial hasta la pérdida total de lotes en el peor de los casos.

Las escasas precipitaciones fundamentalmente en diciembre y las elevadas temperaturas fueron las características más relevantes de “La Niña” que dominó el verano en el hemisferio Sur.

Entre diciembre de 2021 y febrero de 2022, la provincia de Corrientes registró 51 días donde la temperatura máxima fue superior a los 35°, mientras que la provincia de Santa Fe y Corrientes los valores fueron 37° y 30°, respectivamente.

Las altas marcas térmicas ocasionaron vaneo por estrés térmico, fundamentalmente en la provincia de Corrientes, siendo la más afectada por una sequía que dificultó las tareas de riego, lo cual se refleja en la caída abrupta y en forma temprana del NDVI a partir del mes de enero.

El fuerte déficit hídrico del verano ocasionó la pérdida del 7 % (14.850 ha) del área total implantada. El rendimiento promedio nacional experimentó una caída interanual del 8 % (600 kg/ha) y en relación al promedio del último lustro hubo un incremento del 3 % (176 kg/ha).

Del total implantado aproximadamente, el tipo comercial largo fino abarcó el 89 % (193.400 ha), el largo ancho el 8 % (16.300 ha) y otros tipos comerciales el 3 % (7.400 ha). La producción nacional tuvo una merma interanual del 7 % (103.595 t).