Se enviarán muestras extraídas de los ingresos a la provincia para detectar variantes de coronavirus

Así lo indicó el médico Epidemiólogo Mario Romero Bruno, director del Hospital Central y miembro del Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19 “Dr. Enrique Servián”, en la conferencia de prensa del organismo este viernes.

En el marco de la emergencia sanitaria por la pandemia, las variantes de COVID-19 se convirtieron en una amenaza en el medio del proceso de vacunación más grande que se haya visto y los testeos se convirtieron en un aliado y herramienta fundamental para detectar los casos positivos y sus variantes.

En este sentido, Romero Bruno comentó que localizar y aislar los casos positivos siguen siendo la mejor protección con la que cuentan los Estados, ya que se trata de una variante agresiva y más contagiosa.

“Hoy se suma el riesgo de la variante Delta, por lo que los testeos de quienes ingresaron a la provincia, serán enviados en los próximos días al Instituto Malbrán para saber qué tipo de virus están incorporando”, informó.

A continuación, indicó que el mecanismo de defensa con el que cuenta Formosa es testear a la mayor cantidad de personas, sobre todo a quienes ingresan al territorio “a su ingreso, al quinto y décimo día”, a ello, añadió que “lo ideal” sería que aguarden los resultados de los hisopados en un Centro de Alojamiento Preventivo, como se implementó en tiempos pasados: “los controles serían los mismos que adoptamos el año pasado y tenemos que responder a las leyes biológicas”.

Además, el especialista defendió la estrategia sanitaria de hisopar en todo el territorio provincial y al ingreso de otra jurisdicción “el testeo que se hace al ingreso de la provincia -más allá de las cuestiones del costo- que es sumamente menor a lo que la provincia invierte en estos reactivos, la vimos hoy por ejemplo que supimos de cinco casos que ingresaron a la provincia: uno de ellos fue positivo al ingreso, mientras que los otros cuatro al quinto día”.

“Esa es la importancia del testeo, la de dar tranquilidad a la familia, al pueblo de Formosa; es un mecanismo que se adopta para proteger al que ingresa y a la familia que los recibe”, añadió.

El Instituto Gamaleya aprobó la Sputnik V argentina

En otro orden, Romero Bruno compartió la noticia de que el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, de la Federación Rusa, aprobó las primeras 140.625 dosis del componente 1 de la vacuna Sputnik V, producidas en la Argentina por Laboratorios Richmond.

“Esta es una noticia importante que demuestra la capacidad, el recurso humano y la tecnología que está en Argentina para poder producir estas vacunas y nos da esperanza que se pueda producir acá la cantidad suficiente de dosis”, subrayó.

Por último, reflexionó en que “es una vacuna que en principio tuvo mucha oposición de muchos sectores, y, sin embargo, está demostrada su alta eficacia por diferentes estudios, se está aplicando en más de 50 países y los resultados demuestran que reduce en un 80% la posibilidad de infección y en más del 91% la posibilidad de mortalidad. Además, se investigó en personas que ya han tenido la enfermedad (COVID-19) y luego se aplicaron la primera dosis, es aún más alta la producción de anticuerpos”.