Se disparó el dólar y se encienden todas las alarmas económicas

    La tasa se subió al 74,78%.

    La contundente derrota del oficialismo, que sorprendió a los especuladores financieros, activó una estampida de fondos especulativos del país. El dólar se disparó hoy 23% y cerró en el récord de $57,30 en el promedio de los bancos porteños, $10,75 más que el viernes. El Dr. Julio Fernández Froy, propietario de la Casa de Cambio “Julio Bocanfor” manifestó a la AM990 que hay una inestabilidad marcada en el mercado.

    En algunas entidades, como el BBVA, el Patagonia y el Hipotecario, terminó en $60. El Banco Central vendió reservas por primera vez en el año y desplegó todo su arsenal pero no fue suficiente. La tasa se subió al 74,78%. “El mercado apostó engañado, ya que el viernes se conoció una supuesta boca de urna que mostraba una diferencia de dos o tres puntos de Alberto Fernández y esto no fue así”, dijo. Y explicó que “las acciones de muchos bancos cayeron un 35% y esto es algo preocupante”.

    En el mercado mayorista, donde operan los bancos y las grandes empresas, el dólar saltó a toda velocidad a la zona de $60 en el inicio de la rueda. Sin vendedores a la vista y una demanda disparada, se operaron sólo US$550 millones. Pese al despliegue de todo el arsenal oficial, la cotización apenas se atenuó desde los valores máximos intradiarios y cerró con un alza de $7,75 a $53.

    Según el Dr. Fernández Froy, en este momento se puede hablar de un piso pero no de un techo para el dólar porque está “sujeto a las situaciones socioeconómicas de la Argentina; por lo que estamos en un default técnico”. “En el 2021 hay un vencimiento de 40 mil millones de dólares con el Fondo Monetario Internacional, algo que será imposible de pagar por el próximo gobierno”, advirtió.