Scola, una vida dedicada al seleccionado y una capitanía honrada con su presencia

Se retira de la albiceleste una leyenda que tras cinco Juegos Olímpicos, con medalla de oro en Atenas 2004 y de bronce en Beijing 2008, será recordado como el eterno capitán del seleccionado argentino, que además fue parte de 2 subcampeonatos mundiales.

Fueron 173 las presencias, 22 torneos y 2.857 los puntos de Luis Scola con la camiseta del seleccionado argentino, en un número que resume la dedicación del capitán en una carrera que comenzó en 1999 y 22 años después concluyó hoy con los ansiados Juegos Olímpicos de Tokio 2020, postergados un año por la pandemia del coronavirus.

Scola comenzó un camino de amor perpetuo: nunca faltó a una cita olímpica desde 2004 y participó del bronce en Beijing 2008, del cuarto lugar en Londres 2012 y de la eliminación en los octavos de final contra el Dream Team de los Estados Unidos en Río de Janeiro 2016, en la caída del telón de Ginóbili, Andrés Nocioni y Carlos Delfino.

Luis Scola: una leyenda albiceleste.

Y esta mañana argentina, noche de Japón, se despidió del seleccionado con 7 puntos en la dura derrota frente a Australia (97-59) por los cuartos de unos esquivos Tokio, entre las complicaciones del grupo en la preparación y la lesión de Patricio Garino en la segunda fecha frente a España.

El interno se despidió tras cinco Juegos Olímpicos, un récord que compartirá con el pivote español Pau Gasol -quien también hoy anunció su retiro del seleccionado junto con su hermano Marc-. En el medio, Scola llevó la bandera en Río de Janeiro 2016, luego de bajarse del rol en Londres 2012

Luis Scola: una leyenda albiceleste.

La mejor versión olímpica de Scola, en términos estadísticos, se dio en la fase de grupos de Beijing 2008 frente a Rusia cuando completó su planilla con 37 puntos (12-16 en dobles, 8 rebotes, 3 asistencias, 2 tapones y un robo).

Previamente, cuando la Argentina eliminó al Dream Team en Atenas y se hizo con el oro olímpico, lugar en el que sólo se sentaron Estados Unidos y las extintas Yugoslavia y la Unión Soviética, el porteño brilló en la final de Atenas 2004 ante Italia, con 25 unidades.

Luis Scola: una leyenda albiceleste.

Además, el ala-pivote tiene 578 unidades en la historia de los Juegos Olímpicos, por encima de Emanuel Ginóbili (523) y es el cuarto goleador histórico. Solamente lo superaron el español Paul Gasol, que finalizó su participación en Tokio y totaliza 649 tantos en cinco Juegos. Lejos, del australiano Andrew Gaze (789) y el brasileño Oscar Schmidt (1.093).

Los números de Scola en cada presentación olímpica fueron los siguientes: Atenas 2004 (17,6 promedio), Beijing 2008 (18,8), Londres 2012 (18), Río 2016 (14,8) y Tokio 2020 (16,5).

Luis Scola: una leyenda albiceleste.

La primera vez del exFerro -y que jugó diez temporadas en la NBA- con la camiseta albiceleste en mayores se dio en el Sudamericano de Bahía Blanca de 1999, ante Ecuador y con victoria por 111-37, y en la que aportó 18 puntos.

Aquella noche, Scola pactó para siempre un compromiso que se llevó adelante en cada citación, al punto que nunca se perdió un campeonato y en el 2019 debutó en los Juegos Panamericanos, en los que obtuvo la medalla dorada en Lima para apuntar a la cita mundialista en el continente asiático.

Luis Scola: una leyenda albiceleste.

Las figuras del equipo en ese Sudamericano eran Marcelo Milanesio, Hugo Sconochini, Diego Osella y Esteban De la Fuente, todos precursores de la Generación Dorada, y que vivieron con angustia el segundo lugar en el podio.

Y en los mundiales participó desde el subcampeonato en Indianápolis 2002, previa frustración en los Preolímpicos de San Juan de Puerto Rico cuando se cruzó con Estados Unidos en las semifinales y vio los Juegos Olímpicos de Sidney 2000, hasta China 2019, pasando por Japón 2006 (cuarto lugar), Turquía 2010 (quinto) y España 2014 (11mo).

En su primera experiencia mundialista en 2002, que se vio frustrada por la caída ante Yugoslavia en la final, Scola promedió 9,2 puntos, 3,3 rebotes y 1,1 asistencias por partido con un 50% en tiros de dos puntos.

De hecho, 17 años más tarde, en China llegó a ser el máximo basquetbolista con presencias en un Mundial (41). También quedó segundo como anotador, con 716, y como máximo en FIBA Américas y Americup, con 1.041.

Luis Scola: una leyenda albiceleste.

Hoy en la calurosa Saitama, en las afueras de Tokio, el jugador oriundo del barrio porteño de Caballito dejó la cancha a poco menos de dos minutos para el final. Inmediatamente los jugadores y cuerpos técnico de los dos seleccionados y los pocos deportistas presentes en el estadio frenaron el encuentro para despedir con una cerrada ovación a una de las máximas leyendas de la historia del deporte argentino.

“Le agradezco a la camiseta, lo disfruté mucho y me voy en paz”, declaró visiblemente emocionado el capitán argentino poco después de la dura derrota ante los australianos.

Luis Scola: una leyenda albiceleste.

Los logros de Scola en el seleccionado “albiceleste”:

  • Medalla de oro en el Campeonato FIBA Américas de 2001.
  • Medalla de plata en el Mundial 2002.
  • Medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.
  • Medallas de oro en el FIBA Diamond Ball 2008.
  • Medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.
  • Medalla de oro en el Campeonato FIBA Américas de 2011.
  • Medalla de oro en los Juegos Panamericanos de 2019.
  • Medalla de plata en el Mundial 2019.

https://www.telam.com.ar/notas/202108/563679-juegos-olimpicos-tokio-2020-basquet-seleccionado-argentino-scola-trayectoria.html