Sacerdote formoseño ofreció una misa en las Islas Malvinas

    Tuve la oportunidad de recorrer las tumbas, bendecirlas y poder dialogar con los familiares para brindarles una palabra de aliento fue una manera de hacer el duelo más llevadero.

    Unos 62 familiares de los últimos 20 soldados recientemente identificados visitaron este miércoles, el Cementerio de Darwin en las Islas Malvinas. A este contingente se sumaron familiares de los últimos 12 soldados que aún esperan ser identificados mientras se realiza el cruce de ADN en el marco del acuerdo humanitario con Gran Bretaña. La AM990 dialogó con Ponciano Acosta, el sacerdote formoseño que ofició la emotiva misa en el lugar.

    “Para mí acompañar, como sacerdote y familiar del gendarme Ramón Acosta, en esta delegación de argentinos fue algo muy emocionante personalmente”, inició diciendo. Y destacó que se trata de “una experiencia espiritual profunda que me marcará para toda la vida”.

    Además, indicó que estar cerca de aquellos que por primera vez pisaron el suelo fue algo conmovedor. “Tuve la oportunidad de recorrer las tumbas, bendecirlas y poder dialogar con los familiares para brindarles una palabra de aliento fue una manera de hacer el duelo más llevadero”, explicó en diálogo con la AM990.

    BANDERA ARGENTINA EN MALVINAS

    Este miércoles, la bandera argentina volvió a desplegarse en las islas Malvinas. Con el aval de los isleños, por primera vez desde que terminó la guerra de 1982, se autorizó a la delegación de familiares a exhibir la insignia patria en el cementerio de Darwin.

    A las 11 se dio comienzo a una ceremonia religiosa a cargo de este sacerdote formoseño, primo hermano del gendarme Ramón Gumersindo Acosta, caído en la guerra, y los dos curas de las islas, uno católico y otro anglicano. “La experiencia fue la de llegar a la tierra que uno añora desde pequeño y que sabemos que es nuestra, porque estamos convencidos de esto, desde muy niños”, aseveró. “No tuvimos oportunidad de cruzarnos con los isleños, porque bajamos en una base militar, de allí nos dirigimos al cementerio y de igual manera a la vuelta”, agregó el sacerdote en diálogo con la AM990.

    Luego, se desarrolló la rendición de honores militares: un gaitero de la guardia escocesa de las islas tocó una marcha fúnebre, y el excombatiente argentino Omar Tabárez interpretó el “Toque de silencio” con la misma trompeta que usó durante los días del conflicto bélico, arrebatada por un soldado escocés y que le fue devuelta en 2010.