River se aferró al empate ante un Racing que no supo lastimar

El cuadro dirigido por Eduardo Coudet no se sintió del todo cómodo y recién tuvo una opción nítida sobre el final de la primera mitad: el remate al primer palo de Gustavo Bou fue desactivado por Franco Armani. Un rato antes de que Leonardo Ponzio viera la roja por una infracción sobre Saravia cuando ya tenía amarilla, Lucas Martínez Quarta también debió haberse ido a las duchas por falta contra Zaracho.
Marcelo Gallardo entendió que necesitaba reforzar la mitad de cancha por la baja de su capitán y cambió a Bruno Zuculini por Scocco. Pratto quedó como única referencia de ataque y pareció estar a kilómetros de las otras líneas riverplatenses. Así, fue imposible generar riesgo en el arco rival y lentamente los del Muñeco se fueron aferrando a la igualdad.
La paciencia de Racing se convirtió en impotencia ofensiva. Solamente en los segundos finales corrió riesgo la valla de Armani: Cristaldo cabeceó libre pero Armani llegó a desviar al córner y más tarde un tiro de Pol Fernández -que se desvió en el camino- se fue afuera.
El cero en Avellaneda genera interrogantes de cara a la revancha en el Monumental, que se disputará el miércoles 29 de agosto. Cabe recordar que quien se clasifique a los cuartos de final se topará con el ganador de la llave que enfrenta al Santos de Brasil e Independiente.