River campe贸n: gole贸 a Racing ante su gente y festej贸

El equipo que dirige Marcelo Gallardo gole贸 por 4 a 0 a la “Academia” y se qued贸 con su 37mo campeonato de su historia. Agust铆n Palavecino, Juli谩n Alvarez y Brasian Romero (2) anotaron los tantos en el local.

River Plate consigui贸 este jueves el t铆tulo del torneo de la Liga Profesional de f煤tbol (LPF) con una goleada contundente sobre Racing Club (4-0), en partido correspondiente a la 22da. Fecha de la competencia.

A tres fechas del cierre del campeonato, el equipo de Marcelo Gallardo, que se consagr贸 por, primera vez como t茅cnico a nivel local, le sac贸 una indescontable diferencia de 12 puntos sobre los escoltas Defensa y Justicia y Talleres de C贸rdoba.

Despu茅s de 7 a帽os y 6 meses, la entidad de N煤帽ez obtuvo un campeonato de Liga local, sucesor de aquel Torneo Final 2014, logrado con Ram贸n D铆az sentado al banco de suplentes.

Los goles de la consagraci贸n “millonaria” fueron obra de Agust铆n Palavecino (Pt. 31m.), Juli谩n Alvarez (St. 2m.) y Braian Romero (St. 23m. y 33m.).

El pibe Alvarez, adem谩s, logr贸 su tanto n煤mero 17 en el certamen, para erigirse en el m谩ximo artillero.

Antes de los 5 minutos, el equipo visitante, que presion贸 bien arriba en un s铆ntoma del ADN de su t茅cnico Fernando Gago, tuvo una chance inmejorable para abrir la cuenta. Y enmudecer el Monumental.

Una apurada salida del chileno Paulo D铆az deriv贸 en una p茅rdida de bal贸n en su propia 谩rea y la pelota le qued贸 al santafesino Copetti, quien qued贸 cara a cara con Franco Armani. El guardavallas “millonario” redimi贸 el error de su compa帽ero con una atajada extraordinaria.

A los 8m., un remate de An铆bal Moreno, luego de una maniobra de pelota detenida, se fue apenas desviado. La intenci贸n de la 鈥楢cademia鈥 quedaba evidenciada: no dejar jugar a River y tratar de cortar sus circuitos futbol铆sticos desde el primer pase.

El conjunto del “Mu帽eco” contest贸 con una incursi贸n ofensiva de Palavecino, que devino en un centro bajo conectado por Braian Romero (despu茅s de una pifia defensiva), que exigi贸 una muy buena respuesta de Gabriel Arias.

El asfixiante ritmo del equipo de Avellaneda fue decreciendo y as铆 River empez贸 a tomar control de la posesi贸n, con un Palavecino que se mostr贸 mayoritariamente por izquierda y con el pibe Alvarez pivoteando por el frente de ataque.

A los 24m., un centro de Santiago Sim贸n desde la derecha fue cabeceado en soledad por el goleador “millonario” y el bal贸n se fue apenas ancha, junto al poste derecho.

Las fisuras en la defensa racinguista no demoraron en aparecer, aun cuando la l铆nea de 5 preanunciaba mayor solidez.

Y en una de esas distracciones, con Pillud que qued贸 enganchado y habilitando a todos, River factur贸 por primera vez a los 31m. El juvenil Enzo Fern谩ndez encar贸 por izquierda y meti贸 el estiletazo en cortada para el ingreso de Palavecino, que defini贸 ante la salida de Arias y desat贸 el carnaval para el 1-0 l贸gico, a esa altura.

La ventaja no hizo m谩s que profundizar las diferencias entre uno y otro. Un River cada vez m谩s confiado dominaba a voluntad a un Racing Club aturdido, que luc铆a como un boxeador de mand铆bula floja a punto de tirar la toalla.

Un cabezazo de Romero posibilit贸 una estupenda reacci贸n de Arias y un posterior disparo de Sim贸n peg贸 en el costado exterior de la red. El conjunto local pudo y debi贸 aumentar las cifras, antes de que el 谩rbitro Trucco marcase el cierre del primer per铆odo.

Tras las charlas en vestuarios, el t茅cnico racinguista intent贸 lavar la imagen, con tres cambios en el entretiempo. Pero las equivocaciones defensivas no cesaron y el pibe 脕lvarez aprovech贸 un rebote para internarse en el 谩rea y despachar un remate cruzado para el 2-0 (2m.)

M谩s all谩 de la intenci贸n de jugar m谩s adelante, Racing expuso esta noche su realidad durante este campeonato: sin una fisonom铆a definida de juego, el c煤mulo de voluntades individuales no le alcanz贸 siquiera para delimitar una campa帽a aceptable. Ocurri贸 con Juan Antonio Pizzi y Claudio Ubeda. Y pasa ahora con Gago.

Ajeno a toda esta situaci贸n del adversario, el campe贸n segu铆a plasmando sobre la cancha los convincentes argumentos que lo llevaron a conquistar el t铆tulo, con tres fechas de adelanto. Entonces, el doblete de Romero lleg贸 casi por decantaci贸n (22m. y 33m.).

La fiesta result贸 completa. Con la autoridad que supo enarbolar durante la mayor parte del certamen, River Plate elev贸 a 17 la cantidad de encuentros sin perder y festej贸 una nueva estrella.