Relación entre presión arterial y nivel económico de la persona

Más de mil millones de personas en el mundo tienen presión arterial alta. Alrededor del 30-45% de los adultos están afectados, llegando a más del 60% en el caso de las personas mayores de 60 años. La hipertensión es la principal causa de muerte prematura en el mundo, con casi 10 millones de fallecimientos en 2015. De ellos, 4,9 millones se debieron a enfermedades cardíacas isquémicas y 3,5 millones a derrames cerebrales.

Solo en Japón hay más de 10 millones de personas con presión arterial alta, y la cifra sigue aumentando.

Ante una incidencia tan grande de este problema de salud, toda investigación que aporte datos que ayuden a identificar factores en el estilo de vida de la gente capaces de influir en la presión arterial, es útil.

Este es el caso del estudio conducido por el Dr. Shingo Yanagiya de la Universidad de Hokkaido en Japón.

En el estudio se analizó la relación entre los ingresos económicos y la presión arterial en los empleados japoneses. Un total de 4.314 empleados (3.153 hombres y 1.161 mujeres) con trabajos diurnos.

Los trabajadores fueron divididos en cuatro grupos según los ingresos económicos anuales: menos de 5 millones de yenes japoneses, de 5 a 7,9 millones, de 8 a 9,9 millones y 10 millones o más. Los investigadores examinaron la asociación entre el nivel de ingresos económicos y el desarrollo de la hipertensión arterial durante un período de dos años.

En comparación con los hombres de la categoría de ingresos más bajos, los hombres del grupo de ingresos más altos tenían casi el doble de probabilidades de desarrollar hipertensión. Los hombres de los grupos de 5 a 7,9 millones y de 8 a 9,9 millones tenían un riesgo un 50% mayor de desarrollar hipertensión en comparación con los hombres de menores ingresos.

Estas tendencias se mantenían aún teniendo en cuenta la edad de los empleados, y eran independientes de la presión sanguínea inicial, el lugar de trabajo, la ocupación, la cantidad de miembros de la familia y el tabaquismo. Las relaciones entre nivel de ingresos económicos y presión arterial se debilitaron ligeramente después de tener en cuenta el consumo de alcohol y el índice de masa corporal, ambos más altos en los hombres de los grupos de mayores ingresos.

En las mujeres, no había una relación significativa entre nivel de ingresos económicos y presión arterial. Sin embargo, y en contraste con los hombres, las mujeres con mayores ingresos tendían a tener un menor riesgo de desarrollar hipertensión.

“Los hombres con mayores ingresos necesitan mejorar su estilo de vida para prevenir la presión arterial alta”, sentencia el Dr. Yanagiya. “Los pasos para lograrlo incluyen comer saludablemente, hacer ejercicio físico y controlar el peso. El consumo máximo de alcohol debe mantenerse en niveles moderados”. (Fuente: NCYT de Amazings)