Recrudece la persecución política en Bolivia: el partido oficialista MAS presentó una lista de opositores para que sean investigados por la Justicia

La filial del gobernante Movimiento al Socialismo (MAS) de La Paz presentó este viernes una lista que incluye a opositores, ex autoridades del Gobierno interino y activistas a los que acusa de “golpistas” y que debieran ser procesados por los sucesos de la crisis política de 2019.

En una declaración, el vocero del MAS en La Paz, Eddy Loza, dio lectura de los 35 nombres cuyo detalle forma parte de una carpeta que debe entregarse a la Fiscalía y al Gobierno y que dijo está firmada por organizaciones sociales afines y militantes.

El documento señala a la ex presidenta interina Jeanine Áñez; el gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho; los ex presidentes Carlos Mesa y Jorge Quiroga; el empresario opositor Samuel Doria Medina; varios ex ministros del Gobierno transitorio; dirigentes y ex dirigentes cívicos, activistas de plataformas ciudadanas y líderes de algunos sectores críticos al oficialismo.


Loza manifestó que esas personas deben ser investigadas y procesadas para evitar que dejen el país por presuntamente participar en lo que ellos consideran fue un “golpe de Estado” en 2019, luego de las frustradas elecciones de ese año.

La Fiscalía boliviana todavía debe complementar acciones en torno a la investigación del caso llamado “golpe de Estado” bajo el que guarda reclusión Áñez por más de seis meses junto a dos de sus ex ministros y ex jefes militares a los que se acusó bajo cargos de terrorismo, conspiración y sedición.


Un comunicado de esa entidad este viernes informó que “se convocará a declarar a todos los sindicados y testigos de acuerdo a cronograma”, como la declaración al gobernador Camacho, que según la denuncia de la ex diputada Lidia Patty es uno de los principales acusados, y ante el que la Fiscalía todavía no ha tomado acciones.


Bolivia afronta hace tiempo un ambiente de polarización entre los que sostienen que durante la crisis política de 2019 hubo un “golpe de Estado”, como el Gobierno y los sectores sociales afines al MAS, y quienes consideran que el detonante fueron las irregularidades en los comicios anulados de ese año, entre ellos la oposición.


A finales de julio, la Fiscalía determinó cerrar el caso llamado “fraude electoral” con base en un informe al “Grupo de Investigación Deep Tech Lab de BISITE” de la Fundación General de la Universidad de Salamanca de España, que estableció que pese a las anomalías en las elecciones de 2019 “no hubo manipulación” de los resultados en los comicios.


La hija de Áñez dijo que no teme a las amenazas y que no se callará

Carolina Ribera, hija de la ex presidenta transitoria de Bolivia Jeanine Áñez, teme que su madre intente de nuevo atentar contra su vida y dijo que, pese a las amenazas que ha recibido, no “descansará” hasta lograr justicia y libertad para su progenitora, quien cumplió seis meses en detención preventiva.

“Mi madre está viviendo un infierno judicial”, dijo esta semana en una entrevista con la agencia de noticias EFE Ribera, quien desde que Áñez fue detenida el 13 de marzo ha encabezado una “cruzada” a nivel nacional e internacional para buscar que se le permita a la ex mandataria defenderse en libertad.

Entre lágrimas, Ribera contó cómo se ha deteriorado la salud de la ex presidenta interina. “Está muy delicada de salud, ha bajado mucho su peso”.

Ribera también denunció que la Justicia en Bolivia “es un instrumento servil a este Gobierno. La están utilizando como represión política”.

“Mi madre es el trofeo de ellos para dar un mensaje de miedo a todos los lideres opositores y a todas las personas que piensen diferente”, expresó.

Su familia y la defensa siempre han defendido que Áñez es “víctima” de “procesos inventados, sin fundamento jurídico”, en los más de diez casos que están abiertos en su contra tanto por la vía ordinaria como un juicio de responsabilidades.

En ese sentido, Ribera advirtió sobre las “irregularidades en la justicia” dado que para unos casos se le reconoce a Áñez como ex presidenta interina y en otros solo como ex senadora.

(Con información de EFE)