Proyectan canal clave para mitigar inundaciones en el noroeste de Santa Fe

En la reunión del Comité Interjurisdiccional de los Bajos Submeridionales, que se realizó este martes en Buenos Aires, se acordó que el gobierno de Santa Fe proyecte un canal en el límite interprovincial con Santiago del Estero para conducir los excesos de lluvias hacia los Bajos Submeridionales y el río Salado.
Se lo confirmó a Clarín Rural, Juan Carlos Bertoni, secretario de Recursos Hídricos de Santa Fe. El funcionario adelantó que va a tener unos 100 kilómetros y que se financiará con recursos del Fondo Hídrico, que depende el Gobierno Nacional.
Es una solución de fondo, junto con las defensas que se construirán en El Nochero y Santa Margarita, para mitigar el impacto de las inundaciones en esta región del noroeste de Santa Fe, que está pegada a los campos santiagueños y chaqueños.
El canal va a escurrir hacia dos zonas, a partir de la localidad de Las Arenas, en Santiago del Estero. Desde esa localidad hacia el norte va a conducir el agua hacia la Cañada de las Víboras, una de las puertas de entrada a los Bajos Submeridionales. De Las Arenas hacia el sur, el canal “interceptor” va a trasladar el agua hacia la cuenca del río Salado, que pasa al sur de Tostado.
La planificación del proyecto la realizarán técnicos santafesinos en contacto permanente con los especialistas de Santiago del Estero y forma parte de un plan integral de manejo de los Bajos Submeridionales, una región de 3 millones de hectáreas que ocupa parte de Santa Fe, fundamentalmente, Chaco y Santiago del Estero.