“Presidente, usted es el comandante”: el mensaje anti grieta de la oposición para respaldar a Alberto Fernández

Con el diputado Mario Negri a la cabeza, representantes de distintas fuerzas políticas se alinearon con el oficialismo y se posicionaron contra la “grieta”. Apoyaron la propuesta de una cuarentena total.

En una imagen que meses atrás no hubiese sido posible, los principales dirigentes legislativos de la oposición cerraron filas con el presidente Alberto Fernández para combatir la expansión del coronavirus en el país. Desde Juntos por el Cambio hasta el interbloque Argentina Federal, los jefes de las bancadas de diputados y senadores apoyaron la estrategia del Gobierno y mostraron su acompañamiento en la adopción de medidas de excepción.

“Presidente Alberto Fernández: Usted es el comandante en la batalla, somos uno solo en esta pandemia”, sostuvo el jefe de la bancada de Juntos por el Cambio en la Cámara baja, Mario Negri, tras la reunión con Alberto Fernández, el titular del cuerpo legislativo, Sergio Massa, el ministro Ginés González García y legisladores oficialistas y de la oposición. El mensaje de Negri, deslizado en la conferencia de prensa, fue ratificado en su cuenta de Twitter personal para reforzar el respaldo brindado durante la conferencia de prensa.

“Coronavirus no es biológico, no es político, es qué tipo de sociedad estamos dispuestos a salvar entre todos. Los problema del país seguirán existiendo, pero el que no quisiéramos que exista es este, porque se lleva vida de todos”, sostuvo el diputado radical.

El apoyo opositor fue manifestado tras el encuentro de ayer a la tarde realizado en el Salón de las Mujeres Argentinas de Casa Rosada. En el cónclave estuvieron presentes de parte de los bloques opositores de todo el espectro político: el senador radical Luis Naidenoff; los diputados Cristian Ritondo (PRO), Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica), Eduardo “Bali” Bucca (Interbloque Federal) y José Luis Ramón (Unidad Federal para el Desarrollo).

También participaron los senadores Humberto Schiavoni (Pro), Martín Lousteau (UCR) y Jorge Taiana (Frente de Todos); y los diputados Cristina Álvarez Rodríguez (Frente de Todos), Álvaro González (Pro); y Nicolás Del Caño y Romina Del Plá (Frente de Izquierda y de los Trabajadores).

La foto de unidad dejó atrás la interferencia en la relación que generó Alberto Fernández con el anuncio de la construcción de ocho hospitales para atender la emergencia sanitaria. El jefe de Estado había criticado el estado de los hospitales de Laferrere y Rafael Castillo, en La Matanza. “Las obras quedaron paralizadas hace 4 años, cuando quienes gobernaban pensaban que no hacían falta más hospitales”, dijo el mandatario. Ese comentario generó rispidices y críticas en las redes sociales de parte de los dirigentes opositores.

“En esta pelea no hay grieta: estamos y vamos a estar juntos para buscar los mejores resultados”, sintetizó ayer Sergio Massa.

Apoyo para tomar medidas extremas

En una reunión de casi dos horas y media, Alberto Fernández se encontró con los dirigentes de la oposición para comunicar las medidas que el Gobierno tomó en las últimas horas para intentar frenar el avance del coronavirus en el país y buscar consenso político de cara a iniciativas más drásticas, como la disposición de una cuarentena total, que se espera que sea anunciada esta tarde junto a los gobernadores.

“Acompañamos en un momento muy difícil. Queremos ratificar enfáticamente que no hay margen para especulaciones menores. El sentido de responsabilidad política nos invita a actuar con madurez y sensatez”, dijo el formoseño Naidenoff. Además, el jefe del interbloque de Juntos por el Cambio en la Cámara de Senadores insistió en que “cuando se habla de aislamiento, se habla de salvar vidas”.

Por el lado del PRO, el misionero Schiavoni ratificó el apoyo del partido que lidera Mauricio Macri a las medidas que se están instrumentando en esta emergencia sanitaria. “Compartimos la preocupación por los sectores productivos y del comercio, que sufren el impacto de esta situación y que requieren un fuerte acompañamiento para garantizar su continuidad y la preservación de los niveles de empleo”, sostuvo.

A su turno, el diputado bonaerense Cristian Ritondo indicó que en la Cámara baja se trabajará para “elevar todos los proyectos de ley vinculados a la pandemia y a la situación de los trabajadores y las pequeñas empresas”.

Si bien no participó de la conferencia, el diputado Ramón manifestó ante la prensa que “el presidente pretende profundizar el aislamiento total de la Nación”.

“Todos los bloques manifestamos nuestro apoyo para que se tomen las decisiones que se tengan que tomar”, manifestó, y apuntó que uno de los objetivos es que la curva de contagio no alcance el pico para que no colapse el sistema de salud.

En medio del consenso político para avanzar en futuras medidas de excepción, los legisladores de la oposición aprovecharon el encuentro en la Casa Rosada para expresar sus inquietudes puntuales.

Mario Negri planteó la preocupación por “los 15.000 argentinos” que están en el exterior y quieren regresar al país; y por la llegada de reactivos al interior del país. “El ministro de Salud nos dijo ayer que adquirieron 50.000 reactivos. Hoy se nos informó que hay 34 laboratorios que recibirán los reactivos para descomprimir el instituto Malbrán”, consideró.

Bucca deslizó la necesidad de trabajar en “test rápidos” para detectar el virus, y en el cuidado de los profesionales de la salud. “Son quienes no van a poder quedar aislados y que van a estar al frente de la batalla contra el virus”, indicó.

Quienes evitaron mostrarse en la rueda de prensa fue el Frente de Izquierda, los más críticos con las decisiones que adopta el presidente Alberto Fernández por la pandemia. Los diputados de esa bancada exigieron que se resguarde la situación de los monotributistas, la prohibición de despidos y la protección de los cuentapropistas que trabajan en la economía informal.

“Hay que tomar medidas extraordinarias. Unificar el sistema de salud y centralizar la salud pública y privada, que todo sea parte de un plan general. España tardíamente ha tomado esta medida. Hay que reconvertir la industria en función de esta necesidad inmediata”, consideraron los diputados Nicolás del Caño y Romina del Plá.