Presentan la “Ley Justina” para que cada vez más personas donen sus órganos

El Salón Illia del Congreso de la Nación tuvo una concurrencia atípica: además de funcionarios y trabajadores de prensa, se presentaron padres de chicos trasplantados y a la espera de un órgano, además de un curso entero de niños uniformados que cambiaron su chomba habitual por la remera de la campaña “Multiplicate x 7”. Son ni más ni menos que los compañeros de Justina Lo Cane, la niña que falleció el pasado 22 de noviembre, a sus 12 años, a la espera de corazón y que durante su lucha pidió a sus padres ayudar a todos los que estaban en su misma situación. Sus palabras fueron inspiradoras para un proyecto que busca modificar la actual ley 24.193 de donación de órganos y que tiene como principales metas acrecentar el número de donantes, además de capacitar a más personal sanitario.
Se trata de la “Ley Justina”, que apunta a modificar seis artículos y derogar uno de la actual norma para manejarse en tres ejes. El primero es que todos los argentinos capaces y mayores de edad sean donantes, salvo que la persona haya dejado constancia de la oposición a que después de su deceso se realice la extracción de órganos o tejidos. El segundo es designar el 20% del presupuesto del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai) en capacitación permanente que alcance a médicos, enfermero y personal de guardia, además de campañas informativas donde se erradiquen mitos y por último, incorporar a la figura del Defensor del Pueblo dentro del Directorio del Incucai.
“Cuando Justina pasó a otro plano, decidimos seguir porque su intención siempre fue ayudar a todos lo que podamos. Fue entonces que buscamos asesoramiento en fundaciones y profesionales. De esas reuniones surgió la idea de modificar la ley actual para mejorar aspectos asociados a lograr más cantidad de donantes y tener a profesionales más preparados”, señaló a DocSalud.com Ezequiel Lo Cane, padre de Justina, quien tras tener una propuesta delineada, terminó por acercársela al equipo del senador Juan Carlos Marino (UCR La Pampa), quien ayudó a adaptar el texto y “tomó la causa como propia”.
Durante la presentación, Marino recordó que “la ley Justina nace desde el dolor, pero principalmente de la lucha y de la Solidaridad” con la que se busca “un cambio de paradigma en materia de donación de órganos” para ayudar a las 11.000 personas que en la actualidad se encuentran en lista de espera. Y resaltó: “Queremos que el país entero sea donante y ponernos a la vanguardia.