Por qué se cayeron durante horas los servicios de WhatsApp, Facebook e Instagram

Periódicamente los tres principales servicios propiedad de Facebook (la propia red social, WhatsApp e Instagram) sufren cortes o caídas. Los episodios que sucedieron el miércoles no fueron la excepción a esa regla, ya que se registraron problemas en todo el mundo. La red social, sin dar demasiadas explicaciones, tardó en reconocer estos problemas; aunque aclaró que no eran fruto de un ataque hacker.
El primero en revelar estos incovenientes con las redes sociales y la plataforma de mensajería fue la web Downdetector, en la que se reportan fallos en toda clase de servicios online por usuarios de todo el mundo, WhatsApp, Instagram y Facebook tuvieron problemas intermitentes durante casi 10 horas en gran parte de Argentina, aproximadamente.
La causas seguramente también hay que buscarla en el espectacular tráfico que soportan los servidores de los tres servicios. No olvidemos que miles de millones de personas de todo el mundo son usuarios de alguno de estos servicios e incluso de los tres simultáneamente. Tampoco resulta descabellado pensar que los fallos pueden tener que ver con la anunciada integración de los tres servicios en una única plataforma.
Twitter, que en cada uno de estos eventos se convierte en el principal canal dónde se dirige parte del tráfico y las quejas, cuando caen los servicios de Facebook, estuvo repleto de protestas durante las horas de interrupción total o parcial del servicio en diferentes partes del mundo. De hecho, los tópicos #whatsappdown, #FacebookDown y #InstagramDown fueron de los temas principales (trending topics) que más interacciones generaron a nivel mundial.
Una de las curiosidades que tuvo la caída fue que aunque en muchos casos se podía acceder a los tres servicios, lo cierto es que estos daban fallos de diversa índole. Por ejemplo, algunos usuarios de Instagram afirmaban que no podían publicar fotos y los de WhatsApp estaban imposibilitados para mandar audios, videos y fotos. Pero, como decimos, la naturaleza de los problemas parece haber sido muy variable y estuvo directamente relacionada con los países afectados.
Lo que sí molesto en forma masiva a los usuarios fue la falta de explicaciones de los responsables de estos tres servicios. WhatsApp, el más crítico debido al uso intensivo que muchos hacen de la plataforma, por ejemplo no publicó ni un solo tuit al momento de la caída del servicio. Aunque al fin y al cabo no es tan raro: la opacidad es una de las señas de identidad de este servicio de mensajería.