Por qué River abandonó la “cábala” del lugar de concentración antes del partido ante Cruzeiro

Era una tradición: cada vez que River estaba por afrontar un partido importante, Marcelo Gallardo decidía concentrar en el Sofitel de Cardales. Sin embargo, de cara al duelo de este martes ante Cruzeiro por la ida de los octavos de final de la Copa Libertadores, “El Muñeco” optó por esperar el compromiso en el Hilton de Pilar.

La estancia en Cardales se había transformado en una especie de cábala. Estar allí le había traído buenos resultados al conjunto “Millonario”. Aún así, esta vez prevalecieron otros factores, incluso por sobre la presunta fortuna que trae ese lugar.

El motivo principal del cambio es que Gallardo consideró que las canchas del complejo de Cardales no estaban en el estado que pretendía. Por eso le pidió al Gerente de Fútbol, Mariano Barnao, que evaluara otros lugares de concentración posibles. Fue así como se decidieron por el predio de Pilar, un espacio que hoy reúne las condiciones de alojamiento y entrenamiento que busca el DT.

En la previa de los encuentros cruciales, como lo será el de este martes ante Cruzeiro, al “Muñeco” le gusta alejarse del ruido y quedarse en espacios que le den cierta privacidad. Además, cree que esos aspectos fomentan la unidad del grupo.

River entrenará este lunes por la tarde en las canchas del Hilton de Pilar. Será una práctica a puertas cerradas en la que seguramente terminará de delinearse el equipo titular para enfrentar a los brasileños. El DT esperará hasta último momento a Lucas Pratto, que ya tiene el alta médica luego de haber sufrido una fisura con edema en el sacro, pero que está falto de ritmo futbolístico. En caso de que no esté en condiciones, el lugar de centrodelantero será ocupado por el juvenil Julián Álvarez.

De esta manera, el equipo del “Millonario”sería: Franco Armani; Gonzalo Montiel, Lucas Martínez Quarta, Javier Pinola y Fabrizio Angileri; Enzo Pérez; Nacho Fernández, Nicolás de la Cruz y Exequiel Palacios; Julián Álvarez o Lucas Pratto y Matías Suárez.