Por la falta de ajuste en las cuotas, las empresas de medicina prepaga van a la Justicia

Las empresas de medicina prepaga se preparan para ir a la Justicia por la falta de ajuste en las cuotas de sus planes, seg√ļn adelantaron fuentes del sector.

Tienen previsto anunciar este martes en un teatro porte√Īo la presentaci√≥n judicial.

El eje de la demanda de las prepagas ser√° por el incumplimiento de la ley 26.682, que establece el marco regulatorio de la actividad, y el ‚Äúcongelamiento de las cuotas‚ÄĚ.

Adem√°s del anuncio -se har√≠a en el Teatro Plaza, aunque en la noche de este domingo no estaba confirmado- de la presentaci√≥n judicial, las empresas se proponen alertar que ‚Äúla falta de actualizaci√≥n de las tarifas lleva a la quiebre del sector‚ÄĚ.

Las empresas argumentan que tienen costos muy altos debido a la alta inflación , y que para peor éstos se les dispararon producto de la pandemia de Coronavirus.

También sostienen que tienen altos costos en medicamentos, ajustes salariales, seguridad y servicios, a los que no pueden enfrentar debido al atraso en el valor de las cuotas.

Detrás del atraso tarifario sobrevuela el temor que hay entre los prestadores de salud de que el kirchnerismo pretendería estatizar el servicio de salud.

Este fantasma también anida entre gremialistas de la CGT y presidentes de obras sociales sindicales.

El temor est√° basado en los movimientos que se ven de alfiles cristinistas pero tambi√©n en declaraciones de la propia Cristina Kirchner, quien el a√Īo pasado plante√≥ la necesidad de reformular el sistema de salud.

‚ÄúVamos a tener que repensar todo el sistema de salud en la Argentina para hacer un uso m√°s eficiente de los recursos‚ÄĚ, plante√≥ en diciembre del a√Īo pasado la vicepresidenta en un acto en La Plata.

Sus palabras llegaron poco después de una decisión oficial que había tomado el Gobierno y que tomó por sorpresa a las empresas de medicina prepaga.

En noviembre, el Ministerio de Salud anuló una suba en las cuotas del 15% que había autorizado para diciembre y del 10% para febrero de 2021.

Finalmente, en aquel momento solo se autorizó un incremento del 10% en las cuotas. La marcha atrás en el ajuste se debió a diferencias dentro de las filas del propio oficialismo.

En abril pasado el Ministerio de Salud autoriz√≥ a las empresas de medicina prepaga un aumento general de hasta 4,5% a partir del 1¬į de abril,y de hasta 5,5% a partir del 1¬į de mayo de 2021, seg√ļn una resoluci√≥n firmada por la ministra Carla Vizzotti.

Pero para las empresas esas subas son insuficientes y están por debajo de la inflación acumulada y de la suba de sus costos.

Los precios de los medicamentos, por ejemplo, registraron incrementos superiores al alza de la inflación en 2020, de acuerdo con el primer informe del Observatorio de precios de costos de la salud de la Unión Argentina de Salud (UAS).

‚ÄúEl incremento de los insumos y los medicamentos son impuestos por una oferta muy concentrada frente a la que no hay ninguna posibilidad de negociaci√≥n y van en desmedro del ingreso de sanatorios y honorarios profesionales‚ÄĚ, explic√≥ la UAS en un comunicado.

En el caso de los productos de alto costo hay una ‚Äúmanifiesta relaci√≥n con la variaci√≥n del d√≥lar, un valor inabordable para la mayor√≠a de las empresas de salud, tanto financiadores como prestadores‚ÄĚ, se√Īal√≥ el trabajo de la entidad que nuclea a cl√≠nicas, sanatorios, hospitales, centros de diagn√≥stico, obras sociales, financiadores y servicios de urgencia.

Los medicamentos de uso hospitalario aumentaron un promedio de 278%, pero productos como el propofol (de uso en pacientes graves con Covid-19) tuvieron aumentos anuales de 335%, precisó el informe.

Incluso, el acenocumarol -anticoagulante para evitar accidentes cerebrovasculares (ACV) en personas que padecen arritmias- increment√≥ su precio de venta al p√ļblico 1.397%.

El reclamo por el atraso en el valor de las cuotas no solo comprende a las grandes empresas de medicina prepaga, como OSDEy Swiss Medical, sino también a hospitales como el Italiano y el Alemán, que tienen planes para sus socios.

En la Argentina alrededor de 4 millones de personas se atienden en empresas de medicina privada (un mill√≥n son afiliados directos y el resto ‚Äúcorporativos‚ÄĚ).

Paritaria empantanada

El reclamo de las empresas coincide con el arranque de la paritaria de los trabajadores de la Sanidad.

Por falta de recursos, las cl√≠nicas, sanatorios, centros de diagn√≥stico y hospitales privados nucleados en la Federaci√≥n Argentina de Prestadores de Salud – FAPS ‚Äď le pidieron al Ministerio de Trabajo que suspenda la paritaria del sector que debe negociar los salarios de cuatro convenios colectivos de Trabajo que engloban a m√°s de 200.000 trabajadores.

Pero el Ministerio de Trabajo contest√≥ que no tiene forma de suspender la paritaria debido a que se trata de ‚Äúun acuerdo de partes‚ÄĚ.

Mientras la paritaria del sector de Sanidad, clave en el manejo de la pandemia, sigue trabada, Cristina Kirchner acaba de otorgar una suba del 40% al personal legislativo, que alcanzar√° a las dietas de los legisladores.