PILCOMAYO. Vialidad Provincial realiza una fuerte tarea contra la crecida

    El pico máximo está en el territorio formoseño trasladándose por bañados y riachos, está siendo sostenido y la masa hídrica es elevada.

    Unos 220 kilómetros de defensas, fortalecidas e intervenidas con trabajos correctivos en sectores críticos, además de 150 kilómetros de correderas, medio centenar de maquinarias viales y 150 obreros forman parte del despliegue provincial tendiente a mitigar el impacto de la nueva crecida del río Pilcomayo. Fernando De Vido, administrador General de Vialidad Provincial destacó a la AM990 la tarea desarrollada en el lugar.

    En primer lugar, informó que todo comenzó con un programa provincial que fue fortaleciéndose. “Ha sido todo un desarrollo que se viene llevando a cabo desde la provincia ya hace varios años que son dos trabajos: el mantenimiento de las correderas, que son los lugares donde se encauzan las aguas, y la construcción de los terraplenes que evitan los desbordes”.

    En cuanto al pico de la crecida, De Vido llevó claridad a la comunidad. “El pico máximo está en el territorio formoseño trasladándose por bañados y riachos, está siendo sostenido y la masa hídrica es elevada; por lo que tenemos que estar atentos y seguimos trabajando”, remarcó en diálogo con la AM990.

    Hizo notar que “Formosa recibe los efectos de la crecida del Pilcomayo, el agua, unos 140 millones de toneladas de sedimentos y todas las consecuencias de un río con un torrente de agua que está afectando hoy a los Departamentos del oeste, pero cuando veamos transcurridos los días esa masa hídrica se viene por el corazón de la provincia trasladando hasta llegar a desembocar en cauces interiores sobre el río Paraguay. Y en el paso por todo el territorio afecta a la zona del oeste y luego al centro, donde estamos trabajando en La Rinconada, Las Lomitas, etcétera, y posteriormente debemos adecuarnos en todo lo que es la franja central y norte de la ruta 81, en el este provincial”, expuso.

    “Estamos trabajando al norte de Las Lomitas, en Fortín Soledad, recreciendo la defensa y construyendo un terraplén para contener el desborde del bañado, es un camino de Soledad a Churcalito; y eso ha permitido que, con los niveles de agua más altos, mantener la transitabilidad de la ruta de acceso que es la ruta 32, tanto los productores como los pobladores que estén al sur de Soledad”, manifestó el funcionario provincial.

    Sobre el escenario en la ruta 28, dijo que “no incide la apertura o no de la compuerta, porque está regulado y la superficie del embalse que forma está dentro de lo establecido de los parámetros normales; hoy está abierta la compuerta sobre el Río Salado y además el vertedero está funcionando en niveles que no son de ningún tipo los niveles máximos, tiene valores normales”.