Pico de muertos en Gran Breta帽a y nueva mutaci贸n

Entre los casi 50.000 contagios del lunes m谩s los 200 muertos de hoy, en el pico desde marzo, crece la alarma otra vez por la evoluci贸n del Covid-19 en el Reino Unido.

La preocupaci贸n se produce tambi茅n mientras se avecina el invierno, con la desaceleraci贸n de una campa帽a de vacunaci贸n inicialmente r茅cord y ciertos problemas estructurales extrapand茅micos del Servicio Nacional de Salud (NHS), am茅n de la amenaza de otra subvariante del coronavirus.

El impacto del Covid-19, no obstante, permanece “bajo control” gracias a las vacunas y a pesar del reciente aumento de nuevos casos, dijo Boris Johnson al Consejo de Ministros.

No sin reconocer, sin embargo, que es necesario dar un nuevo impulso a los “programas de vacunaci贸n”: tanto hacia ese 20% de la poblaci贸n que a煤n no se ha inmunizado aunque puede hacerlo; y con la aceleraci贸n de la tercera dosis prometida para los sectores vulnerables y a todos los mayores de 50 a帽os.

Johnson enfatiz贸 que la curva de admisiones de Covid-19 en los hospitales brit谩nicos sigue siendo “sustancialmente plana”.

Mientras, un portavoz de Downing Street reiter贸 que el gobierno mantiene “bajo estrecha observaci贸n” los datos sobre el repunte de los contagios (que est谩 aumentando en particular entre los escolares); pero precis贸 que no se considerar谩 ning煤n “plan B”, con hipot茅tica reintroducci贸n de algunas restricciones en la temporada fr铆a, a menos que la presi贸n sobre los hospitales vuelva a elevarse a los “niveles insostenibles” de las oleadas anteriores de la pandemia.

Se trata de garant铆as que parecen satisfacer al grueso de la opini贸n p煤blica, en un pa铆s que siempre fue recalcitrante ante cualquier cautela -barbijos en primer lugar- y aparentemente cualquier cosa menos dispuesto por ver la revocaci贸n sustancial de cualquier restricci贸n a la libertad individual arriesgada por el gobierno de Johnson desde el 19 de julio.

En tanto, la 煤ltima estad铆stica semanal sobre muertes en Inglaterra y Gales indic贸 una desaceleraci贸n de al menos un 15% a mediados de octubre, a un m铆nimo desde principios de septiembre.

Un elemento que, por otro lado, no tranquiliz贸 a Anthony Costello, exejecutivo brit谩nico de la Organizaci贸n Mundial de la Salud (OMS), muy cr铆tico del premier brit谩nico y sus consultores cient铆ficos.

Seg煤n sus c谩lculos, el Reino Unido ocupa ahora el primer lugar en el mundo para la relaci贸n entre los contagios diarios y la poblaci贸n.

Aunque, al mismo tiempo, sigue siendo uno de los pa铆ses con menor tasa de mortalidad en proporci贸n a los casos encuestados, como lo demuestra la diferencia con Rusia: segundo pa铆s en Europa con contagios, pero con una cuota de vacunados que a煤n no supera un tercio de la poblaci贸n frente al 80% de los brit谩nicos, y donde hay un promedio de muertes casi 10 veces mayor que en la isla (hoy m谩s de 1000).

Por ese motivo, el gobierno del presidente ruso, Vladimir Putin, se vio obligado a anunciar formas de encierro. En Mosc煤, por ejemplo, los mayores de 60 a帽os que no est谩n vacunados y los m谩s fr谩giles tendr谩n que quedarse en casa.

Adem谩s, emergi贸 una nueva mutaci贸n de la variante Delta, denominada “AY.4.2” y se帽alada por los especialistas brit谩nicos como potencialmente m谩s transmisible en un 10% m谩s, aunque, aparentemente, no destinada por el momento a prevalecer sobre la cepa original.