PARAGUAY. Salud eleva a 16 las muertes por dengue y estudia otros 89 casos

El Ministerio de Salud reportó hoy que ya se registraron 16 casos de muerte por dengue durante la epidemia. Además, otros 89 casos de fallecimientos están bajo sospecha, los cuales siguen en estudio.

El director general de Vigilancia de la Salud, Guillermo Sequera, inform√≥ que en la √ļltima semana se confirmaron 10 casos m√°s de muerte por dengue. Es as√≠ que la cifra de fallecidos a causa de la enfermedad se elev√≥ a 16.

Así también, indicó que otros 89 casos están bajo sospecha y 34 se descartaron. Además, la cartera sanitaria ya registró 85.000 notificaciones de personas afectadas en todo el país.

De esta cifra, el 77% corresponden al Departamento Central y 1.700 casos a Asunci√≥n, n√ļmero que “sigue en aumento”, seg√ļn el funcionario de la cartera sanitaria. ‚ÄúEsto demuestra una curva epidemiol√≥gica que est√° muy por encima de otras epidemias‚ÄĚ, remarc√≥.

Por su parte, el ministro de Salud, reconoci√≥ que existe ‚Äúun crecimiento desacelerado en las √ļltimas dos semanas‚ÄĚ y mencion√≥ en consecuencia se estar√°n incorporando m√°s personal en los hospitales de referencia.

Posteriormente, inst√≥ que se consideren los certificados de reposo sin los estudios de sangre “porque no tienen ning√ļn valor”.

El Ministerio de Salud en su √ļltimo reporte oficial se√Īal√≥ que la mayor√≠a de los casos sospechosos proceden de la capital y √°rea metropolitana. En 15 barrios de la capital predominan los casos de dengue del serotipo 4.

Ante la epidemia, la C√°mara de Senadores aprob√≥ el jueves un proyecto de ley para declarar emergencia sanitaria en todo el territorio nacional ante la epidemia del dengue, pese a que la cartera sanitaria insist√≠a en que no era necesaria la declaraci√≥n, porque estaba “controlada” la situaci√≥n.

En ese sentido, los parlamentarios criticaron fuertemente a Mazzoleni. El documento a√ļn debe ser tratado por la C√°mara de Diputados.

No obstante, la cantidad de pacientes que acuden a los hospitales ante síntomas sospechosos hacen que la atención se demore mucho tiempo e incluso colapsen los servicios.

Esto provoca el enojo de las personas y demuestra el deficiente sistema de salud que prevalece en el país.