PARAGUAY. Sala Constitucional resolverá la habilitación de Cartes y Duarte Frutos

Los ministros Antonio Fretes, Gladys Bareiro de Módica y Miryam Peña deberán resolver si dan vía libre al presidente de la República y a Nicanor Duarte Frutos como candidatos para la Cámara Alta.

 

Finalmente quedará en manos de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia la habilitación de candidaturas del ex presidente Nicanor Duarte Frutos y el actual mandatario, Horacio Cartes.

 

Es que los sectores que impugnaron a ambos están decididos a recurrir ante la máxima instancia judicial, tras la decisión del Tribunal Superior de Justicia Electoral que emitió un resultado favorable.

 

La Sala Constitucional está conformada por los ministros Antonio Fretes, Gladys Bareiro de Módica y Miryam Peña, quienes tendrán en sus manos decidir la legalidad de las candidaturas de Cartes y Nicanor.

 

De acuerdo a lo que establece la Constitución Nacional los ex presidentes de la República solamente tienen la opción de ser senadores vitalicios al terminar sus respectivos mandatos.

 

Sin embargo, Duarte Frutos ya había pasado por encima de la Carta Magna con un guiño de la Corte en el 2008.

 

Esto se considera como un precedente y en esta misma situación se encuentra ahora el presidente Cartes, quien lidera la lista colorada del Senado.

 

Lo que justamente se viene reclamando por parte de varios sectores de la oposición es que la Corte Suprema no resolvió la situación de fondo en cuanto a Duarte Frutos, por lo que quedó en el limbo.

 

El problema que tuvo finalmente este último fue político, ya que por mucho que intentó no pudo jurar como senador por lo que tampoco pudo asumir en todo el periodo 2008-2013, y recién ahora se vuelve a postular.

 

Se desató toda una discusión desde el momento en que tanto Nicanor como Cartes decidieron presentarse como candidatos para el Senado, luego de la polémica en busca de la reelección presidencial.

 

En este proyecto inconstitucional estuvieron embarcados además de Duarte Frutos y Cartes, el propio Lugo.

 

Se tuvo que dejar sin efecto el proyecto de reelección tras una manifestación el 31 de marzo pasado que derivó en el incendio del edificio del Congreso; el atropello a la sede del PLRA y el asesinato del joven Rodrigo Quintana.