PARAGUAY. Cedió muro en Sajonia y crece cantidad de damnificados

Aun cuando el fenómeno de la crecida del río Paraguay se da cíclicamente y se conocen los efectos devastadores que tiene sobre la cada vez más numerosa población que habita los bañados de Asunción, ningún gobierno logró consensuar un compromiso que ponga fin a ese panorama de destrucción y gastos innecesarios.

 

Ayer un muro construido hace dos años en la zona de Sajonia no resistió, las autoridades ya sabían que la estructura estaba en mal estado, sin embargo, no se evacuó a las personas del lugar ni se tomaron acciones de mitigación. Como consecuencia la riada avanzó y aumentó la cantidad de damnificados.

 

DESIDIA. La postergación por décadas del Plan Maestro de Franja Costera y otras obras mal concebidas, que no constituyen una solución definitiva al drama de las inundaciones, no hacen otra cosa que seguir expulsando a miles de familias en cada riada hacia zonas altas de la capital para ubicarse en plazas, paseos centrales y veredas.

 

Precisamente ayer cedió un muro construido como parte del proyecto del nuevo barrio Bozzano, entre Sajonia y el Bañado Tacumbú, donde se viene rellenando el terreno para materializar 101 viviendas, anegando por completo el sector conocido como Villa Cangrejo y expulsando a 220 familias del lugar.

 

El director general de Gestión de Riesgos y Desastres de la Comuna capitalina, Víctor Hugo Julio, explicó que días antes se advirtió a esa gente de las malas condiciones en que se encontraba esa estructura, pero que el daño les sorprendió el domingo último, en horas de la madrugada.

 

En la actualidad, 8.120 familias fueron afectadas por la crecida e instaladas en varios puntos ubicados en zonas altas de la capital. Además, son 114 refugios fueron habilitados hasta ahora por la Comuna asuncena y la Secretaría de Emergencia Nacional.