Para el Gobierno, Cristina es la “líder intelectual” detrás de la marcha opositora

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, restó importancia a la marcha que encabezó ayer el camionero Hugo Moyano en el centro porteño, en la que se escucharon fuertes reclamos al Gobierno y su política económica. Pero además, declaró que quien estuvo detrás de esa multitudinaria manifestación fue la expresidente Cristina de Kirchner.

En declaraciones a radio La Red, Peña afirmó que “la única que faltó en el palco es Cistina de Kirchner, que lidera intelectualmente ese grupo”, en alusión a los espacios opositores que confluyeron en la marcha. En esa lista se cuentan al moyanismo, las dos CTA, el peronismo kirchnerista y las organizaciones sociales. También se sumó la izquierda.

Por otro lado, Peña desestimó que el Gobierno vaya a convocar al diálogo Moyano, luego de que el camionero dijo que si el presidente Mauricio Macri lo convoca iría al encuentro. “No sé cuál sería el tema (para dialogar) en este contexto. (Si busca) reunirse para hablar con las cuestiones judiciales (el presidente Mauricio Macri) no es la persona con la que tiene que juntarse, es otro poder, no el Poder Ejecutivo”, dijo Peña.

El funcionario señaló que “no hay ni un pedido, ni un tema” del que hablar con Moyano. Y evaluó que la movilización realizada este miércoles “se centró sobre” la cuestión judicial.
Otro funcionario que se refirió a la marcha fue el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, quien afirmó que “siguió sin quedar claro cuál era la consigna”, por lo que “la intencionalidad era otra” a la anunciada, y sostuvo que “el país continúa y tenemos que seguir trabajando”.

“Terminó la marcha y siguió sin quedar claro cuál era la consigna, por lo que queda ese sabor de que la intencionalidad era otra. No hay más lugar en la Argentina para que, por manifestaciones de fuerza, (se intente) interceder en procesos que genera otro poder, como la Justicia”, afirmó Dietrich a radio La Red.

Para el ministro, “el camino para construir la Argentina que nos incluya a todos es el del diálogo, trabajar juntos y discutir las diferencias”.

“El país continúa, tenemos que seguir trabajando”, completó el ministro, quien negó que el Gobierno haya hecho un balance de la movilización que ayer realizaron los camioneros, las dos CTA, agrupaciones kirchneristas, de izquierda y movimientos sociales.

Dietrich sostuvo que “muchos de los que ayer estaban en la marcha son los que hacen tres días estaban gobernando el país, y gobernaron durante mucho tiempo, y nos dejaron esta situación que es la que todos diagnosticamos”.

“Lo que tienen que tener es un poquito de pudor, de respeto y dar tiempo para que mostremos -en cuatro años, no estamos diciendo en 30, como los que gobernaron la provincia de Buenos Aires-, que las cosas se pueden hacer distintas”, recriminó el funcionario.

Asimismo, el ministro afirmó que “nadie dice que está todo bien”, reconoció que “la Argentina tiene graves problemas estructurales” y que es “un país que ha ido incrementando los valores de la pobreza en las últimas cuatro décadas”. Pero destacó: “Eso no quita que no está todo mal. Todo el tiempo se está un poco mejor”.

Por último, el titular de la cartera de Transporte subrayó que, “a diferencia de 2016, hoy hay hechos muy contundentes de que este es el camino correcto”, y graficó: “Enero fue el mejor mes de la historia en venta de autos; 2017 fue el mejor de la historia en transferencia de autos usados, y enero fue el segundo mejor mes de la historia en venta de motos”.