PANDEMIA. Impacto “apocalíptico” en Estados Unidos

Al menos 29 Estados están registrando aumentos de los casos de coronavirus en comparación con la semana anterior, con Texas, Florida y California que siguen estableciendo récords y el temor de un aumento que los especialistas describieron como “apocalíptico”.

Mientras que muchos países, en particular de Europa, están aplanando la curva de casos, en Estados Unidos -donde se ha instando la reapertura gradual de los Estados-, la situación empeoró notablemente en los últimos días.

Esta semana, y cuando parecía que lo peor había pasado, varios Estados han establecido récords.

Los tres Estados más poblados de la nación, Texas, Florida y California, registraron un aumento inesperado desde el lunes. Pero no son los únicos. Otros 26 Estados vieron un incremento respecto a la semana anterior.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, anunció hoy que detendrá cualquier fase adicional de reapertura.

Todas las empresas a las que se les permitió reabrir en las fases anteriores pueden continuar operando en el nivel designado, sin dejar de cumplir con los protocolos de salud establecidos por el Departamento de Servicios de Salud de Texas, según un comunicado emitido hoy por el oficina del gobernador.

En Texas, si la trayectoria actual del caso continúa, Houston podría ser la ciudad más afectada en los Estados Unidos, con números que rivalizan con los de Brasil, el país más poblado del cono sur del continente.

El número de infecciones también está aumentando en Dallas, Austin y San Antonio, advirtió hoy el Dr. Peter Hotez, decano de la Escuela Nacional de Medicina Tropical del Baylor College.

“Las grandes áreas metropolitanas parecen estar aumentando muy rápidamente y algunos de los modelos están a punto de ser apocalípticas”, subrayó Hotez.

Los modelos muestran que Houston podría tener un aumento hasta cuatro veces mayor de casos diarios para el 4 de julio, dijo el experto, quien agregó que los Estados deben actuar inmediatamente para detener la transmisión comunitaria.

El Departamento de Salud de Florida, por su parte, informó hoy de al menos 5.004 nuevos casos de coronavirus, lo que eleva el total del estado a 114.018 en el Estado del Sol.

Los expertos en salud y los funcionarios electos han atribuido los números crecientes de Florida a una combinación de mayor cantidad de pruebas y más contacto social a medida que las empresas comienzan a reabrir.

Además, se han registrando grandes protestas (vinculadas a la muerte del afro-americano George Floyd a manos de la policía), provocando un contacto no recomendado por los expertos.

California, por su parte, reportó más de 7.000 casos nuevos en las últimas horas, borrando un récord alcanzado un día antes de 5.000 casos.