Pandemia РFrailes, familias, jóvenes: en Italia hay brotes por todos lados y el gobierno lanza un plan contra un desastre

Seg√ļn los c√°lculos oficiales, cien mil italianos veranean en GreciaEspa√ĪaCroaciaMalta y Francia, todos pa√≠ses ahora de alto riesgo por el n√ļmero creciente de contagios de coronavirus. Entre esos cien mil una buena parte lleva las infecciones al exterior y otros las traer√°n a casa, agreg√°ndose a los millones de adolescentes y adultos j√≥venes ( y no tanto), transgresores de la movida en las ciudades y balnearios.

Ninguno usa barbijo. Se apretujan en playas y locales nocturnos: No se lavan las manos ni mantienen las distancias de seguridad. Estas transgresiones ser√°n un desaf√≠o que alcanzar√° su prueba este s√°bado 15, d√≠a del Ferragosto, antigua fiesta romana de la √©poca de Augusto, del pan y circo que anunciaba el fin de los grandes calores.

Una gran movilización de policías, carabineros, agentes municipales afrontarán la situación y prometen multas y cierres de locales a granel.

Las regiones italianas que ven subir las tasas de contagio en lugares insospechados como Sicilia, Puglia y otros lugares del sur, anuncian controles generales para detectar contagiados.

Pero las masas de turistas en tren de movida que empujan en los aeropuertos, las rutas y los puertos, son muy difíciles de controlar.

Focos por todos lados

Los √ļltimos datos del martes mostraron un nuevo salto a 462 contagiados. Crecen los focos por todos lados. Muchas veces los protagonizan peque√Īos grupos de j√≥venes y familias. O, inesperadamente, los novicios y frailes del convento de San Francisco en Asis. Veinticinco de ellos han sido contagiados.

En Lombardía suman ya 130 los infestados de una empresa agricola de Mantua. En Treviso los contagiados en un centro para inmigrantes llegan a 257. En Piamonte, 30 jóvenes reunidos en un local nocturno en Vercelli terminaron bajo control sanitario y están infestados.

Todos los d√≠as hay brotes que, como en la regi√≥n de Lazio (Roma) revelan nuevos ‚Äúclusters‚ÄĚ de j√≥venes que viajaron a Malta y Croacia. Tambi√©n en el Santuario del Divino Amore fueron detectados seis contagiados venidos de Grecia. En todos los casos se aplican los controles sanitarios y el aislamiento de los infectados.

En Ragusa y Ciracusa, región Sicilia, 21 jóvenes que emigraron a Malta en vacación de la movida han sido aislados, lo mismo que otros trece en Arezzo y la zona de Siena, en Toscana.

En los aeropuertos el control estricto se hace dif√≠cil porque a Fiumicino (Roma) y Malpensa (Mil√°n), se agregan escalas internacionales como Bolonia, B√©rgamo, Venecia, Napoli, Pisa y los aeropuertos isle√Īos de Sicilia y Cerde√Īa.

En Nápoles los contagiados subieron en 24 casos en una semana. En quince días se han duplicado.

El plan del gobierno

El gobierno anunci√≥ un plan para afrontar el oto√Īo-invierno, muy complicado por la reapertura de las escuelas y universidades que mover√° m√°s de 12 millones de personas por d√≠a entre estudiantes, profesores, maestros, personal de las escuelas y familiares.

Esta es una de las mayores incógnitas. El gobierno recuerda lo que pasó en marzo, tras el comienzo de la pandemia el 21 de febrero. Hubo una sobrecarga de los servicios territoriales y asistenciales. Saturación de las camas, de las unidades de Terapia Intensiva, que obligaba a los médicos a elegir a que paciente entubar para que recibiera oxígeno y a cual dejar morir.

El plan del gobierno contempla cuatro alternativas, que giran en torno al √≠ndice de letalidad RT, que es cr√≠tico m√°s all√° de 1.

En la primera alternativa, con el √≠ndice de trasmisi√≥n RT 1 en general firme, el sistema resistir√° bien. En la segunda si la mayor difusi√≥n del virus no pone en estado cr√≠tico a los hospitales, las dificultades ser√°n superadas. En la alternativa 3 surgir√°n serios problemas si no se logra trazar a todos los contagiados. En la peor, la n√ļmero 4, con el √≠ndice RT que supera el 1,5, ‚Äúun escenario de este tipo llevar√≠a a claras se√Īales de sobrecarga del sistema asistencial, sin la posibilidad de trazar a los nuevos casos de positividad‚ÄĚ.

El gobierno central y las regiones, seg√ļn el plan, son llamados a elevar el n√ļmero de camas y puestos para Terapia Intensiva. Se est√°n acumulando provisiones de materiales de consumo, instrumentaci√≥n y dispositivos de diagn√≥stico, m√°s f√°rmacos de todo tipo. Si se presentan las alternativas m√°s cr√≠ticas, 3 y 4, se organizar√°n hospitales en las zonas m√°s dif√≠ciles para aislar a los positivos.

También se harán preparativos para enviar pacientes a otras regiones y se abrirán nuevas estructuras. Ya se están comprando más respiradores y dispositivos de protección.

El Ej√©rcito est√° preparando tambi√©n un plan para estar presente en estas alternativas generales, incluso con hospitales de campo como ocurri√≥ durante los momentos m√°s terribles de la pandemia entre marzo y mayo, en los que se produjeron la mayor parte de los 35.200 muertos que ha sufrido Italia hasta ahora.

El viceministro de Salud Pierpaolo Sileri, dijo que es necesario observar con mucha atenci√≥n y preocupaci√≥n a los pa√≠ses del norte europeo, donde la temperatura m√°s r√≠gida que se avecina con el oto√Īo boreal a fines de agosto ‚Äúpodr√≠a mostrar un alza en la circulaci√≥n del virus‚ÄĚ.

El fen√≥meno servir√° de anticipaci√≥n ‚Äúde lo que puede ocurrir en Italia cuando llegar√° la temperatura m√°s fr√≠a, a fines de setiembre-octubre‚ÄĚ.

Sileri dijo que no teme lo que puede ocurrir con la reapertura de las escuelas a mediados de setiembre. ‚ÄúDebemos habituarnos a convivir con el virus. Tenemos medidas eficaces para defendernos: la mascarilla, la distancia de seguridad, las medidas de desinfecci√≥n, lavarnos las manos con frecuencia‚ÄĚ.

41% de italianos no se quiere vacunar

Los anuncios continuos sobre las vacunas que todos esperan, reaviv√≥ en Italia las pol√©micas sobre el car√°cter voluntario u obligatorio que debe tener la aplicaci√≥n a nivel masivo para que sea eficaz. El primer ministro Cesare Conte dijo que no se iba obligar a nadie a vacunarse. Este anuncio produjo protestas porque confiaba la pol√≠tica de lucha contra el virus a la iniciativa personal. En Italia sigue existiendo un movimiento ‚ÄúNo VAX‚ÄĚ contra la vacunaci√≥n obligatoria.

Un sondeo demostr√≥ que la oposici√≥n es consistente. El 41% de los consultados respondi√≥ con un ‚Äúno‚ÄĚ a la pregunta si se har√≠a vacunar contra el Covid-19.

El vir√≥logo y acad√©mico universitario Fabrizio Pregliasco se pronunci√≥ por la vacunaci√≥n obligatoria. ‚ÄúEn nuestro pa√≠s hay un fuerte grupo de contrarios, distribuidos entre negacionistas de la utilidad de vacunarse y complotistas que atribuyen la vacunaci√≥n a oscuros manejos‚ÄĚ.

“Con estos sujetos tan intransigentes no hay raz√≥n que valga. Hay un 15% de indecisos y ellos ser√°n arrastrados positivamente si se impone la vacunaci√≥n obligatoria.”

Roma, corresponsal

A.P.