Otro escándalo del hermano de Paulo Dybala: lo acusan de robar un auto

Gustavo Dybala, que en marzo fue imputado por romper la cuarentena en Córdoba, quedó otra vez en el centro de la polémica.

Un confuso episodio volvió a dejar en el centro de la polémica a Gustavo Dybala, hermano del futbolista de la Juventus, Paulo Dybala.

Walter Nievas, vecino de la localidad de Laguna Larga, denunció en la comisaría local la sustracción de su auto por parte de Gustavo Dybala y un grupo de amigos.

El hecho ocurrió en la noche del domingo 21 de junio, fecha en que en el país se celebraba el día del padre y según contó el propio Nievas a TN.com.ar. “Ese día fui a un bar en la zona de la Terminal de aquí, donde comparto habitualmente una mesa con amigas. Al salir me puse a buscar el auto y no estaba donde lo había dejado. Me desesperé y al rato vi que llegaba un grupo de personas en mí auto, frenaron bruscamente ante mi sorpresa ya que no entendía lo que había pasado”, contó.

Luego continuó con su relato: “Del auto veo que bajaron Gustavo Dybala, quien era el que manejaba, otro muchacho que en el pueblo lo apodan Maicena y un tercero. Dybala venía en un estado de ebriedad absoluta y no sé si tenía alguna otra sustancia. Riéndose se bajaron de auto y se fueron. Yo en la desesperación fui a la policía a hacer la denuncia ya que no se que podrían haber hecho con el auto, si lastimaron a alguien o si chocaron a alguna persona, pero no logré que me tomaran la denuncia”, agregó.

“Decidí volver a mi casa y le conté a mi señora la situación y me recomendó que intentara que me tomaran la denuncia por lo que llamé a un abogado y el lunes me presenté a la comisaría con mi abogado y realizamos la denuncia. Yo quería que verificaran que no hubieran hecho nada malo a bordo de mi auto y por el mismo motivo también hablé con el seguro”, completó apesadumbrado Nievas.

Respecto a una posible relación previa, el denunciante negó esa opción. “No tengo ningún tipo de relación, no lo veo casi nunca”. En cuanto a la modalidad de sustracción del auto, el hombre aseguró que en el pueblo a veces los dejan con la llave puesta debido a que prácticamente no se registran hechos de robos de vehículos.

“Si yo le hubiera tocado el auto a Gustavo Dybala, hoy estaría en la cárcel Bouwer. Me rompieron el tambor del levantavidrios. El arranque no funciona bien, como si lo hubieran forzado. Quiero que se hagan cargo del daño que le hicieron a mi auto y que esto no vuelva a ocurrir”, cerró Nievas, quien además dejó su denuncia en su cuenta de Facebook, la cual fue replicada por medios de la región cercana a Laguna Larga.

Antecedentes
No es la primera vez que el escándalo salpica a Gustavo Dybala, quien durante el mes de marzo fue acusado de no respetar las medidas de cuarentena al llegar de Italia, situación que se agravó cuando se conoció el test positivo de su hermano Paulo, en Italia.