Obras del gobierno en diferentes frentes mitigan impacto del embate del Pilcomayo

Todo el sistema de defensas, terraplenes y correderas que el Gobierno provincial ejecutó en la zona oeste del territorio se encuentra funcionando en forma adecuada ante el pico de crecida del río Pilcomayo que se está dando en las últimas horas.

Los más de 220 kilómetros de defensas, fortalecidas e intervenidas con trabajos correctivos en sectores críticos, además de 150 kilómetros de correderas, medio centenar de maquinarias viales y un centenar y medio de obreros, dentro de una aceitada logística, forman parte del despliegue provincial tendiente a mitigar el impacto de la nueva crecida del río Pilcomayo.

Y todo lo antes descrito se está produciendo desde hace ya tiempo en diferentes frentes de trabajo, los cuales fueron monitoreados en terreno durante las últimas horas por funcionarios del estado provincial, como el administrador de la DPV, Fernando De Vido, quien junto al ministro de Planificación, Daniel Malich, observó el “adecuado funcionamiento defensas y correderas ante el pico de crecida que esta escurriendo con gran carga de sedimentos y material flotante en el extremo oeste, y las obras hechas están atemperando”.

Los más de 220 kilómetros de defensas, fortalecidas e intervenidas con trabajos correctivos en sectores críticos, además de 150 kilómetros de correderas, medio centenar de maquinarias viales y un centenar y medio de obreros, dentro de una aceitada logística, forman parte del despliegue provincial tendiente a mitigar el impacto de la nueva crecida del río Pilcomayo.

Y todo lo antes descrito se está produciendo desde hace ya tiempo en diferentes frentes de trabajo, los cuales fueron monitoreados en terreno durante las últimas horas por funcionarios del estado provincial, como el administrador de la DPV, Fernando De Vido, quien junto al ministro de Planificación, Daniel Malich, observo el “adecuado funcionamiento defensas y correderas ante el pico de crecida que esta escurriendo con gran carga de sedimentos y material flotante en el extremo oeste, y las obras hechas están atemperando”.

Sostuvo que “todo el sistema de defensas, terraplenes y correderas que el Gobierno provincial ejecutó en la zona oeste del territorio se encuentra funcionando en forma adecuada ante el pico de crecida del río Pilcomayo que se está dando en las últimas horas. La Nación, nuevamente, se desentendió de la problemática”.

De Vido precisó que “las aguas ya ingresaron a nuestro territorio hace más de 24 horas en la zona de la embocadura y los volúmenes máximos de esta riada estaban llegando a La Rinconada”.

Refirió que “vemos un comportamiento adecuado de todo el sistema de defensas, al igual que el funcionamiento de los terraplenes que contienen los desbordes del río Pilcomayo, desde la embocadura hasta La Rinconada, cumpliendo el rol de proteger a toda la población”, señalando que “estamos evaluando y monitoreando permanentemente la situación”.

En ese sentido subrayó que “ha sido todo un desarrollo que se viene llevando a cabo desde la provincia ya hace varios años que son dos trabajos: el mantenimiento de las correderas, que son los lugares donde se encauzan las aguas, y la construcción de los terraplenes, los cuales evitan los desbordes”.

“La ejecución de esos trabajos se dio por una fuerte inversión del Gobierno provincial, en lo económico-financiero, que los hemos desarrollado en el segundo semestre del año pasado y en lo que va del 2019 justamente para enfrentar estas contingencias”, remarcó.