NUEVA YORK. Clima y Covid los desafíos de la Asamblea ONU

Los líderes del mundo regresan (al menos en parte) al Palacio de Cristal de la ONU para intentar desatar los nudos sobre algunas de las mayores crisis globales, desde el acceso a las vacunas contra el Covid al cambio climático, pasado por Afganistán, pero también por Irán y Libia.

Cerca de 100 jefes de Estado y de Gobierno llegaron a Nueva York (con delegaciones reducidas) para participar en persona de la 76ta Asamblea General de Naciones Unidas, tras la versión completamente virtual de 2020 a causa de la pandemia.

Joe Biden, en su debut el martes sobre el podio de las Naciones Unidas como presidente de Estados Unidos (ac Joe Biden, en su debut este martes en el podio de Naciones Unidas como presidente de Estados Unidos (acompa√Īado a Nueva York por el secretario de Estado, Antony Blinken) tiene como objetivo -seg√ļn las previsiones- tranquilizar al mundo que Estados Unidos sigue siendo un l√≠der confiable en el escenario internacional despu√©s del ca√≥tico retirado de Kabul, pero tambi√©n despu√©s de la crisis sin precedentes con el hist√≥rico aliado franc√©s de la OTAN sobre los submarinos nucleares a Australia.

Y sobre el expediente afgano están en cambio Italia para recoger su primer éxito. El 22 de septiembre está programada una reunión parcialmente virtual de los ministros de Relaciones Exteriores del G20 (el canciller Luigi Di Maio estará en Nueva York, reunión preparatoria de aquel que el primer ministro, Mario Draghi, quiere organizar a nivel de líderes después de la Asamblea General), con el objetivo de encontrar un lenguaje y una estrategia comunes para hacer frente a la crisis: el hecho de que, tras largas negociaciones, China y Rusia también hayan decidido participar en la reunión, es visto por diversas fuentes diplomáticas como un primer paso en la dirección correcta.

Sobre el frente climático, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, y el primer ministro británico, Boris Johnson, intentan reunir a los líderes mundiales el lunes en una cumbre mundial a puertas cerradas para aumentar la movilización de los estados en vista de la COP26 en Escocia.

Queda la duda si lograr√°n avances, y el hecho de que dos potencias como China e India hayan desertado de la cumbre virtual promovida por Biden el viernes no augura nada bueno.

Guterres por su parte ya lanz√≥ la voz de alarma, afirmando que “existe un alto riesgo de falla de la Cop26”. E incluso Draghi en la cumbre EuMed de Atenas advirti√≥ que “no hemos cumplido nuestras promesas, es necesario un cambio o las consecuencias ser√°n catastr√≥ficas”.

Otro tema candente es la lucha contra el Covid, sobre la que Estados Unidos quiere mantener el papel de faro (y arsenal de vacunación) para el resto del mundo.

El presidente de Estados Unidos organiza este mi√©rcoles una cumbre virtual al margen de la Asamblea General que se centrar√° en medidas concretas para poner fin a la pandemia, y seg√ļn las noticias de Bloomberg deber√≠a invitar a los l√≠deres a donar colectivamente mil millones de vacunas con el objetivo de inmunizar al 70%. el mundo en el pr√≥ximo a√Īo.

Entre los líderes que llegan a la ONU en persona se encuentra también el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, que a pesar de no estar vacunado entrará de todos modos: Naciones Unidas se ha contentado con una declaración de honor sobre inmunización tras las protestas rusas contra el intento de imponer la prueba de vacunación proporcionada por las autoridades de Nueva York.

Y luego seguirán el turco Recep Tayyip Erdogan, el venezolano Nicolás Maduro, los primeros ministros de Japón, Yoshihide Suga, de India, Narendra Modi, del Reino Unido, Boris Johnson, y de Israel, Naftali Bennett.

También estarán presentes los líderes de la UE, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el alto representante para Asuntos Exteriores, Josep Borrell.

Por Rusia intervendr√° el canciller Serghiei Lavrov, mientras que China mantiene un perfil bajo: no estar√° ni Xi Jinping ni el jefe de la diplomacia Wang Xi.

El presidente francés, Emmanuel Macron, decidió desertar de la cita: debía intervenir con un discurso pregrabado, que en su lugar será pronunciado por el ministro de Relaciones Exteriores, Jean-Yves Le Drian.

Encabezando la delegación italiana en Nueva York estará el canciller, Luigi Di Maio, mientras que el primer ministro, Mario Draghi, enviará un mensaje en video al debate general.

El nuevo líder iraní Ebrahim Raisi no estará en Manhattan, pero el que representará a Teherán será el canciller Hossein Amirabdollahian.