Nueva exigencia de la DGR a partir del 1° de junio para la introducción de mercaderias y productos a la provincia

    La Dirección General de Rentas, a través de la Resolución General N° 26/2020 (https://www.dgrformosa.gob.ar/descargas/resol/2020/resol_gral_26-2020.pdf) ha establecido que todos los productos y mercaderías que ingresen a la provincia y respondan a una operación de compraventa comercial, deberán estar documentados con factura o tique factura, además de los remitos y guías que correspondan conforme la normativa fiscal vigente. (Resolución General Nº 32/2019 DGR que adhiere a los términos de emisión, registración e información establecidos en el orden nacional por la Administración Federal de Ingresos Públicos -Resolución General 1.415 -sus modificatorias y complementarias- AFIP).


    La nueva exigencia es un deber impuesto al propietario o vendedor de los bienes remitidos a la jurisdicción provincial, quien es el obligado a emitir el comprobante que respalda la operación de venta concertada, como así también a quien resulte responsable del traslado o transporte de los bienes.
    Por otra parte, se impone la obligación de los receptores de las mercaderías y productos remitidos a la provincia, de exigir a sus vendedores la emisión de la factura correspondiente por la compraventa realizada.


    La documental deberá ser presentada por los responsables del traslado de los bienes en los Puestos de Control Camineros de la Dirección General de Rentas en oportunidad del ingreso a la Provincia, a los efectos de verificar el correcto cumplimiento de las normas vigentes y la debida correspondencia entre los datos consignados y los productos que se trasladan.


    En caso de incumplimiento, los responsables incurrirán en infracción al deber formal establecido en el artículo 42° del Código Fiscal, siendo pasibles de la sanción de multa, clausura del local o establecimiento comercial y decomiso de las mercaderías.


    El organismo fiscal avanza, en el uso de herramientas para ejercer sus potestades de fiscalización y control, a fin de encauzar las operaciones dentro de la economía formal, bajo la estrategia de poner énfasis en la trazabilidad de las operaciones.