MONITOREO. Misiones busca evitar incendios

La provincia de Misiones lleva adelante una batería de medidas para prevenir y combatir los incendios forestales y rurales. El fenómeno de La Niña, con períodos de sequía prolongada y pocas lluvias, sumado a la escasa humedad en la tierra, genera un escenario propenso a la quema, significando un grave peligro.

Por ese motivo, y teniendo en cuenta el antecedente de hace un año, con incendios de grandes magnitudes que destruyeron importantes franjas en áreas forestales, rurales y de monte misionero, desde el Ministerio de Ecología se lleva adelante un trabajo conjunto con distintos actores sociales, a fin de motivar la prevención y la alerta temprana ante posibles situaciones.

Los análisis dan cuenta de que la mayoría de estos incendios se inician con quemas de cultivos, método utilizado por los productores como herramienta de limpieza, por lo que es menester también avanzar hacia un cambio de hábitos en las chacras misioneras. En pos de esto, la Tierra Colorada ya cuenta con una prohibición explícita de quema, con penas de multas y acciones legales.

Uno de los proyectos que se trabaja fuertemente tiene que ver con el cuidado de las reservas naturales mediante fajas protectoras para evitar su destrucción por este tipo de riesgo.

El entrecruzamiento de datos sobre los focos de calor en toda la provincia es el puntapié inicial para la toma de decisiones, mientras que las acciones preventivas y combativas son algunas de las políticas que se están llevando adelante en este momento a los fines determinados.

La zona con mayor cantidad de focos de incendio es la del noreste misionero, donde se encuentra Pozo Azul, San Pedro, El Soberbio, San Vicente. Mientras, el mes de mayor aparición de puntos de riesgo durante el 2020 estuvo dado en agosto.