Mohsen Rabbani, uno de los principales acusados de volar la AMIA, aseguró que Nisman fue asesinado

Se trata del ex agregado cultural y pieza clave en el ataque terrorista según la investigación de la justicia argentina, que este viernes brindó una entrevista a una radio del país. Reiteró que no se presentará a declarar ante las autoridades judiciales.

Mohsen Rabbani, ex agregado de la embajada de Irán en Buenos Aires y uno de los principales acusados por la voladura de la AMIA, aseguró que el fiscal Alberto Nisman fue asesinado. “¿Por qué cuando Alberto Nisman tenía la oportunidad de testimoniar o aclarar ante los diputados, que podían hacer preguntas muy precisas, lo mataron? ¿Por qué lo mataron? ¿Quién mató a Nisman? ¿Por qué ocultan la verdad? ¿Por qué deben llevar a la cárcel a D´Elía porque viajó a Irán?”, planteó desde su país en diálogo con Radio 10.

Según la investigación realizada por Nisman, Rabbani fue una figura clave en la planificación del ataque terrorista que dejó 85 muertos en 1994. Por ese motivo, es una de las 8 personas -algunas ya fallecieron- sobre las cuales pesan circulares rojas de Interpol para su detención internacional. De acuerdo a las sospechas, el ex funcionario diplomático fue “el cerebro” del atentado. Eligió el “objetivo” y participó en aspectos determinantes como en la compra de la camioneta Traffic que el 18 de julio de 1994 estalló en Pasteur 633. Hay informes de inteligencia que indican que a las cuentas bancarias del ex agregado cultural se transfirieron los dólares necesarios para financiar la operación.

En un reportaje realizado por el periodista Gustavo Sylvestre este viernes, el iraní -que aseguró que se encontraba en su país-, afirmó: “Yo pienso que a Nisman lo mataron para que nadie se pudiera enterar de que tenía las manos vacías”.

Si bien Rabbani cree que Nisman fue víctima de un homicidio, no descartó la posibilidad de que lo hubieran forzado a matarse porque “no tenía nada” contra los iraníes acusados de perpetrar el ataque. También aseguró que el ex titular de la AFI AMIA recibía financiamiento externo de EEUU e Israel para apuntar contra Irán. Sin embargo, Nisman contaba con recursos reservados entregados por el gobierno del por entonces presidente Néstor Kirchner que le permitían investigar a fondo cualquier pista.

Un documental realizado por Netflix y la cercanía de la fecha en la que se cumplirán cinco años del asesinato renovaron el interés nacional e internacional sobre la muerte del fiscal que investigó el peor atentado terrorista de la historia argentina.

Pese a las gravísimas acusaciones que pesan en su contra, Rabbani nunca se presentó ante la Justicia argentina para ser indagado -el principal acto de defensa de un imputado-. Este viernes dejó en claro que no tiene intenciones en colaborar con la investigación: “No queremos perder el tiempo”, contestó cuando le consultaron y desvió el foco de la atención en varias oportunidades de la entrevista para hablar sobre la tensión en Medio Oriente.

“Irán no tiene nada que ver con el tema de la Amia. Quienes lo hicieron, están amenazando, no dejan aclarar, no quieren que la gente conozca la verdad. No lo dejaron declarar, no dejaron que la gente conociera la realidad; cuando Nisman quiso ir a la asamblea nacional argentina y todos lo esperaban, a la noche dijeron que había fallecido, que había muerto… ¿Quién lo mató?”, se preguntó.

De acuerdo a su teoría, Irán y la Argentina tenían una excelente relación comercial antes de la voladura de la mutual judía y esa cuestión generó el enojo de los Estados Unidos. “Comprábamos productos argentinos por más de 20 mil millones de dólares y esto era bueno para Irán y la Argentina. A los americanos no les gustaba este negocio. Irán nunca hace nada contra los países, lo de ahora contra las bases norteamericanas fue porque ellos primero nos atacaron, pero si no nos atacan no hacemos nada”, dijo.

El clérigo defendió el memorándum con Irán impulsado por Cristina Kirchner en su segundo mandato. Dijo que la actual vicepresidenta “quiso resolver el tema y no la dejaron”. “No quieren esclarecer el tema. Cuando el gobierno de Cristina e Irán hicieron un tratado, ellos debían apoyar esto. Encima calumniaron y acusaron a los ministros. Entonces, ¿qué podemos hacer hoy? Es un grupo que no escucha la ley, no quiere conocer las pruebas. Es un grupo al que solo le interesan las mentiras. Si no quisieron hacer nada, ¿por qué voy a declarar ahora? Esto es una cortina de humo y siguen con esto porque es un negocio”, puntualizó.