Mitos sobre la menopausia que hay que desterrar

Todas las mujeres saben que la menopausia llegará en algún momento de sus vidas, pero la mayoría no tiene información al respecto y no sabe qué hacer cuando el momento sucede (y mucho menos si ocurre cuando no lo esperaba). Cuál es la edad normal para que pase, qué hacer con los calores, qué cosas hay que tener en cuenta y sobre todo, a qué no tenerle miedo, son algunas de las cosas que la doctora Silvina Witis, médica ginecóloga especializada en endocrinología ginecológica, aborda en su libro Menopausia: qué, cuándo, cómo (Autoría Editorial).
“El libro es un proyecto que me tomó dos años: me encanta explicar en idioma sencillo qué es y qué significa la menopausia y desmitificar su significado, hablarle a todas las mujeres para que puedan entenderlo y explicárselo a sus hijas y nietas, sin ningún miedo”, explica. A modo de ejemplo, la doctora cuenta cuáles son los mitos más comunes sobre la menopausia que deberíamos desterrar:

– Que nunca empieza antes de los 45 años: La menopausia es la última menstruación, pero puede haber falla ovárica precoz y que la menopausia aparezca menopausia a los 35, 38, 40 años. Esto hace que la mujer no pueda quedar embarazada por la falta hormonal y tiene los mismos trastornos de la menopausia. Es importante saber que este tipo de menopausia precoz, debe tratarse hormonalmente hasta los 50 años.

– Que las terapias hormonales para tratarla son peligrosas: La terapia hormonal no es para todas las mujeres, hay que estudiarlas y ver a quién le sirve y a quién no, pues en algunas está contraindicado. En principio, a todas aquellas sin síntomas climatéricos no les hace falta y a las que tienen muchos calores y sudoraciones sí les podemos dar estrógenos combinados con progesterona, que además las protegen del corazón, huesos, etcétera.

– Que no es posible disfrutar del sexo en esta etapa: El sexo va cambiando con la edad, tanto en el hombre como en la mujer. La libido o deseo sexual disminuye porque bajan los andrógenos, que son las hormonas masculinas, los estrógenos, que son las hormonas femeninas y los neurotransmisores, que produce el sistema nervioso central. Se piensa que el sexo se acaba a los 50, hay una falta de preparación para afrontar los cambios y se cree que sexo es igual a coito. Algo muy importante es la sequedad vaginal que se produce por la falta de estrógeno, que hace que tengamos dispareunia, dolor a la penetración: por suerte esto se soluciona con óvulos y cremas con un estrógeno débil, que no se absorbe por sangre y mejora el tropismo de la vagina. También hay geles que ayudan a que la penetración no duela.

– Que las terapias alternativas para aliviar los síntomas de la menopausia no sirven: Suelen ser un recurso en mujeres que no pueden usar hormonas o en las que tienen miedo a usarlas. Hay muchas cosas como la maca, el aceite de pescado, magnesio, vitamina E, la cimicifuga, las flores de Bach que pueden ayudarnos. Una buena opción son los Inhibidores de la recaptación de serotonina como la paroxetina, la fluoxetina, el escitalopram, etcétera, que habitualmente son antidepresivos ,pero en dosis bajas, atenúan los síntomas climatéricos.